Tips importantes que tienes que conocer sobre el mantenimiento del pescado

A raíz de lo ocurrido con las colmenillas y los problemas de no estár bien limpias, queremos repasar otro alimento muy recurrido y necesario en el dieta

Redacción CADENA 100

Tiempo de lectura: 2’

Según un estudio de la OUC, Uno de cada tres pescados que se consume en España están infectados con anisakis, especialmente boquerones en vinagre y sardinas asadas. El riesgo es mayor dependiendo de la zona geográfica, ya que en el Cantábrico, el riesgo se dispara al 50%, mientras que las especies de peces que llegan del Mediterráneo apenas alcanzan el 6%.

Principales síntomas

Se trata de un parásito que se puede encontrar en ciertos productos de la pesca y cuyas larvas pasan activas al aparato digestivo humano al ingerir pescado crudo o insuficientemente cocinado. De hecho, según los expertos, la anisakiasis humana es un problema de salud pública cuya incidencia está aumentando en los últimos años en todo el mundo, sobre todo en aquellos países con elevado consumo de pescado. Las dos principales alteraciones que se pueden desencadenar tras entrar en contacto con este parásito son la infección gastrointestinal o alergia.

La primera se produce por ingerir pescado contaminado. Se manifiesta al día o a los dos días después de haber comido pescado con dolor de estómago, vómitos, náuseas, diarrea, estreñimiento e, incluso, obstrucción intestinal. Por otro lado, la alergia empieza minutos o pocas horas después de comer un pescado que esté o haya estado infectado por anisakis a lo largo de su ciclo vital.

ctv-did-shutterstock 594316298

Algunas advertencias para prevenir el anisakis 

El congelado del pescado que se vaya a comer crudo o semicrudo reduce los casos en un 80%, siendo, por tanto, la congelación la mejor forma de prevención en el caso de boquerones en vinagre que no se cocinan.

Otra de las medidas más eficaces para controlar la ingesta de pescado infectado con anisakis es quitar las vísceras tan pronto como sea posible para evitar la migración de las larvas de la cavidad abdominal hacia la carne del boquerón, que es lo que luego se come.

Las autoridades de la Unión Europea, y en España el real decreto 1420/2006, vienen estableciendo sistemas de control para frenar la creciente prevalencia de infección por anisakis. Así, bares, restaurantes y demás establecimientos hoteleros están obligados a congelar el pescado que va a ser consumido crudo o poco cocinado, así como de informar a sus clientes de que se ha realizado este proceso.

ctv-l1x-shutterstock 69502336
GroupCreated with Sketch.