¿Quieres cambiar tu vida? Tienes 30 días

El revolucionario método “Whole 30” promete no solo cambiar tu figura en este tiempo, sino crear hábitos saludables y saber qué alimentos te sientan bien
GroupCreated with Sketch.

Para adelgazar es preciso no obsesionarse con calorías ni básculas

Agencias

Tiempo de lectura: 2’

Una correcta alimentación es un factor indispensable para una vida plena. Pero, esto no solo se traduce en buscar la pérdida de peso, sino en adoptar estilo de vida del que deriva una buena saludsistema inmunitario, energía y estado de ánimo.

Así es como nace “Whole 30”, un método internacional creado por los nutricionistas y terapeutas Melisa Hartwig y Dallas Hartwig, expuesto en su propio libro, que va más allá de ser un plan de adelgazamiento, buscando cambiar la relación con la comida y planteando una nueva forma de ingerir y preparar alimentos, al que ya se han sumado más de cinco millones de personas en todo el mundo.

El método, plantea una serie de pautas y destierra por completo el hábito de adelgazar contando calorías. “No es una dieta, se trata de una transformación de tu forma de pensar en la comida, tu cuerpo y tu vida”, aseguran sus autores.
 

  • La “paleodieta” como referente

En treinta días, el método promete cambiar drásticamente el cuerpo no solo a nivel físico, sino también anímicamente, optimizando la energía y la sensación de bienestar. Para ello, parte de unas claves basadas en un planteamiento de recetas que se escudan en el rigor científico de los nutrientes presentes en los alimentos.

Como base, parte de la denominada “paleodieta”, un método de alimentación que se basa en comer como lo hacían nuestros antepasados de la prehistoria. Es decir, eliminando cereales, legumbres, azúcares e hidratos, para consumir únicamente frutas, pescados, carnes y vegetales.
 

¿Quieres cambiar tu vida? Tienes 30 días

Las proteínas son un aliado para el cerebro


Aunque este modelo de dieta a largo plazo no es recomendable, según apuntan los estudios realizados en 2015 por  la Organización Mundial de la Salud sobre el consumo de carnes rojas y procesadas,  “Whole 30” únicamente rescata la base del modelo para los primeros treinta días, en los que se suprimen estos grupos de alimentos para después volver a incorporarlos poco a poco, viendo así si alguno de ellos es complicado de digerir o no sienta bien al organismo, ya que uno de los secretos de este método es poder adaptarlo a cada persona y a cada sistema digestivo.
 

Estos alimentos inflaman tu intestino

Uno de los conceptos en los que se centra el método es el de eliminar determinados grupos de alimentos que, bien solos o combinados entre sí, causan inflamación en las paredes del intestino, factor que, además de traducirse en digestiones lentas, suele ir ligado a la obesidad  y a los problemas intestinales.

Así es como  “Whole 30” suprime durante su duración de treinta días los azúcares añadidos, el alcohol, las legumbres, los lácteos y los cereales para, una vez pasados los treinta días, volver a introducirlos en la dieta de forma paulatina, detectando así si alguno de estos alimentos no sienta bien al organismo.

Al eliminar  los alimentos inflamatorios de la alimentación, la sensación de saciedad llegará mucho antes

La última prohibición del método es subirte a la básculaasí como tomar medidas de tu cuerpo, hábitos que generan obsesión en cuanto la composición corporal, impidiendo centrarse en los beneficios a largo plazo que reporta una alimentación sana.

¡A comer!

Una vez marcada la lista de alimentos “prohibidos” en este plan, los autores proponen diferentes recetas basadas en las verduras, las frutas y la carne, así como tablas con tiempos de preparaciones, alternativas para comer fuera de casa o platos elaborados para sorprender en celebraciones.

Al eliminar los azúcares y los alimentos inflamatorios de la alimentación, la sensación de saciedad llegará mucho antes, además de un aumento en la energía y en la sensación de bienestar.

Además de las numerosas recetas que presentan los autores, que animan a los usuarios a experimentar con los tiempos de preparación y los condimentos para no caer en la rutina, las recetas se comparten en redes sociales bajo el “hastag”  #Whole30, en el que también se publican imágenes de antes y después de realizar el reto.

Relacionados

GroupCreated with Sketch.