¿Por qué somos tan curiosos? Estas teorías te lo explican

Día sí y día también estamos viendo como la sociedad viraliza temas de toda índole, y queremos saber con datos el motivo de nuestro ''yo más curioso''
GroupCreated with Sketch.

Redacción CADENA 100

Tiempo de lectura: 2’

Todos somos curiosos por naturaleza, unos lo admitimos y otros no. Pero este 'run, run' interior que sentimos es innato, nos sale de dentro y tiene mucho que ver con el conocimiento.

Las motivaciones, retos y metas, la superación personal y la de quienes nos rodean. Todo tiene que ver con la curiosidad, ¿la razón? Que tanto para sumarnos como para todo lo contrario, la inspiración y el conocer nos mueve y anima a querer saber más.

Nos genera ilusión, nos agita emociones y provoca inevitablemente una reacción en nosotros. Vamos, que la curiosidad nos ha acompañado a lo largo de historia de la humanidad y la fomentamos día a día.

Estamos viendo como los programas de televisión en los que se llega más allá y se comparten vidas ajenas triunfan, cómo las redes sociales hacen viral una imagen de un rostro conocido o una noticia de sucesos. El 90% de la sociedad se interesa por saber, por conocer más. Somos curiosos.

ctv-7up-shutterstock 686914426

A lo largo de la historia muchos han sido los grandes pensadores que han estudiado al respecto. Edmund Burke, que “la primera y más simple emoción que descubrimos en la mente humana es la curiosidad”. Algo de razón tendrá, cuando una de las primeras cosas que hacemos como bebés es maravillarnos cuando llevamos nuestras propias manos a la boca y disfrutamos fascinados del espectáculo que supone descubrirlo.

El escritor portugués José María Eça de Queiroz definió la curiosidad como un “impulso humano entre lo grosero y lo sublime. Lleva a escuchar detrás de las puertas o a descubrir América”. De hecho, la curiosidad irrefrenable ha hecho que se conigan tantos avances en medicina, ingeniería, tecnología o telecomunicaciones. De hecho, hasta el propio Einstein confesó estar sometido al poder de la curiosidad. “No tengo talentos especiales, pero sí soy profundamente curioso”.

Ventajas de trabajar el fin de semana

Trabajo en equipo

Un grupo de científicos del Instituto de Tecnología de California, trató este hecho mediante un estudio: “The Hunger of Knowledge”. Y denominó la curiosidad como Caltech. En este estudio, se descubrió que somos más curiosos cuando sólo sabemos un poco de un determinado tema. Esta teoría va en consonancia con la del psicólogo norteamericano George Leowestein, quien en 1993 escribió un artículo titulado “The Psichology of Curiosity: A Review and Reinterpretation”. En él, explicaba que la curiosidad se manifiesta como el espacio perceptivo que existe entre el conocimiento y el entendimiento, es decir, entre lo que sabemos y lo que queremos llegar a conocer.

ctv-syp-shutterstock 702465067

En definitiva, ser curiosos va en nuestro ADN, nos gusta serlo y nos motiva para conocer más de temas de toda índole. No hay que renegar que nos gusta conocer más de la vida, de diferentes culturas y también, de las vidas de otras personas. Así, si alguna vez te pillan siendo más ''curioso'' de lo normal, con estas teorías podrás razonarlo y quedarte con el personal.

GroupCreated with Sketch.