Las claves para identificar (y rechazar) las dietas milagro

Están a la vuelta de la esquina meses en los que nos surgirán más inquietudes a la hora de querer tener más conciencia sobre nuestro cuerpo y peso
GroupCreated with Sketch.

Agencias

GroupCreated with Sketch.

Redacción CADENA 100

Tiempo de lectura: 3’

Se acerca el buen tiempo y con él, nuestro desarrollado 'wifi' físico, que se activa para estar más atento y receptivo a todos los consejos que nos dan para llegar al verano con un cuerpo más tonificado y unos kilitos de menos.

¿Hay que matener una dieta saludable y hacer deporte para lograrlo? Correcto.

¿Hay que hacer dietas milagro para perder rápidamente unos kilitos? Negativo.

Hay que tener muy presente que todo lo que nos phaga perder peso rápidamente de forma antinatural, volverá. Por eso, a continuación dejamos claves para identificar rápidamente estas ''dietas milagro'' y alejarlas de nuestra vida lo más lejos posible.

ctv-7qz-shutterstock 1061891438

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) en su página web habla en los siguientes términos sobre estas dietas: "Constituyen un riesgo inaceptable para la salud. Producen efectos psicológicos negativos, favorecen el efecto rebote, desencadenan incluso trastornos del comportamiento alimenticio y provocan deficiencias de proteínas, vitaminas y minerales".

Partiendo de esa base, hay que tener presente otro punto: "Una dieta saludable no tiene restricciones de ningún alimento permitido por la Agencia Española de Seguridad Alimentaria. Se puede comer de todo, pero en menores cantidades. El secreto está en la preparación, mejor al horno, a la parrilla y al vapor. Hay que olvidarse de las frituras". ''Lo ideal es que la dieta se componga en un 50%-60% de hidratos de carbono (cereales, tubérculos, verduras), un 30% de grasa (aceite de oliva) y un 10%-15% proteínas (huevos, leche, verdura, fruta, etc.)".

Y es que la frase de “esta dieta siempre funciona” es recurrente, pero incierta. La misma dieta no tiene los mismos efectos para todos los cuerpos ya que depende de la edad, el metabolismo y los hábitos de vida. Si realmente queremos cambiar nuestro estilo de vida, podemos acudir a un especialista que nos enseñe a comer bien según nuestra rutina, gustos, aficiones y necesidades.

ctv-thq-shutterstock 1326476573

¿Cómo identificar las dietas engañosas para no poner en riesgo nuesta salud?

Este punto es el más importante, según la AESAN, hay tres elementos clave para reconocerlas. Aquellas que "prometen pérdida de peso rápida: más de cinco kilos por mes; aseguran que se puede llevar sin esfuerzo y anuncian que son completamente seguras y sin riesgos para la salud". Pero hay más indicios.

Los atajos llevan a muchas personas a recurrir a fórmulas aparentemente más cómodas. ¿Cómo distinguimos una dieta mágica de otra hipocalórica equilibrada?

  1. Son dietas exageradamente bajas en calorías que provocan una rápida bajada de peso.
  2. Ese peso se pierde a expensas de glucógeno, agua y proteína, es decir, de masa magra y no de masa grasa.
  3. Los kilos que desaparecen rápido regresan con la misma celeridad en cuanto dejamos la dieta. Todas tienen efecto rebote o yo-yo.
  4. Suelen presentarse con promesas atractivas, como perder peso sin esfuerzo, o sin pasar hambre, o en un tiempo récord.
  5. En muchas ocasiones afirman ser seguras y no causar riesgos a la salud.
  6. Suelen estar prescritas por personas sin conocimientos en el campo de la dietética y la nutrición, por lo que los fundamentos en los que se basan son muy cuestionables.
  7. En algunas ocasiones se afirma que están diseñadas por algún profesional sanitario (casi siempre un médico), para reforzar su eficacia y seguridad.
  8. Su descripción suele ser muy imprecisa (por ejemplo, no se suele indicar la cantidad que hay que tomar de cada alimento).
  9. En muchos casos para su publicidad y para aumentar su veracidad, utilizan la imagen de un personaje famoso.
  10. No suelen acompañarse de otras recomendaciones sobre el estilo de vida, como incrementar el ejercicio físico.
ctv-cbj-shutterstock 580120501

Los efectos de las dietas milagro

Muchas de estas dietas provocan efectos negativos en nuestro cuerpo, y aunque en un principio pensemos ''no es para tanto'', los efectos reales llegan después. Estas son algunas de las alteraciones más comunes:

  1. Ansiedad y sensación de fracaso o culpa
  2. Obsesión por los alimentos “prohibidos” y trastornos de la conducta alimentaria
  3. Deficiencias nutricionales en proteínas, vitaminas, minerales…
  4. No enseñan hábitos alimentarios o estilo de vida adecuados
  5. Al dejar la dieta se produce un aumento de grasa mayor al inicial (efecto rebote o “yo-yo”).

Con algunos cambios que hagamos en nuestra rutina diaria, podemos notar grandes avances. Comer bien no tiene que ser aburrido. Hacer deporte también nos subirá la autoestima y la forma de afrontar los retos de la vida. Sin prisa pero sin pausa, y lo más importante: ¡querese siempre a uno mismo más que a nada!

ctv-ex5-shutterstock 674877640
GroupCreated with Sketch.