¿Has leído la letra pequeña de las botellas de plástico?

¡Ojo! Que nos deja muy claro por qué no debemos reutilizar las botellas y rellenarlas
GroupCreated with Sketch.

 El plástico provoca que el agua tenga ''fecha de caducidad''

Redacción CADENA 100

Tiempo de lectura: 2’

Hay costumbres que hacemos desde siempre que aunque nos parezcan de lo más normal no son apropiadas para la salud. De hecho, son perjudiciales. Diversas investigaciones señalan que estas prácticas no son sanas y queremos desarrollar por qué.

Quién no ha reutilizado las botellas de plástico para rellenarlas de agua alguna vez  en su vida (o muchas veces), pero ¿cuántas veces has leído la letra pequeña de la botella de plástico? En su descripción deja claro que ''no son reutilizables''. Aunque podamos haberlo oído alguna vez, no son tan conocidas las razones por las que se recomiendan que estas botellas sean recicladas y de único uso.

Mal uso

¿Cuando fue la última vez que lavaste esa botella de plástico que sueles rellenar con agua? ¿Enjuagas toda la botella o solamente la boquilla? Sea como fuere está mal, lo mejor y más saludable es no reutilizarla.

Optar por una botella de cristal es la mejor opción

Eso de rellenar con agua corriente las botellas de agua envasada es una práctica habitual, y sin embargo estos recipientes no fueron pensados para eso, sino diseñados y fabricados por sus respectivas compañías con la idea de un solo uso. 

Una de las botellas tenía más de 900.000 mil unidades de bacterias

Un estudio publicado en Treadmillreviews.net reveló que el 60% de los gérmenes encontrados en las botellas de plástico eran capaces de enfermar a cualquier persona. Tal fue el estudio, que confirmaron que las botellas analizadas tenía más de 900.000 mil unidades de bacterias. Un promedio mucho más elevado que una tapa del inodoro.

ctv-wyj-etiquetadeagua

¿Qué provocamos con la reutilización? ¿Hay riesgo de fuga de químicos?

Aunque no es algo que pueda suponernos riesgos graves, sí es importante que conozcamos la consecuentas, especialmente si se está embarazada o dando el pecho al bebé.

Las botellas por reglas general, y si están bien etiquetadas, presentan su fecha de caducidad. Normalmente se recomienda consumir el agua como máximo entre 2 o 3 días después de ser abierta y por supuesto, no rellenarla, ya que la sustancia que genera la botella con a la larga sí que puede ser tóxico para la salud.

Los puntos más importantes a tener en cuenta son:

  • Muchas integran BPA o Bisfenol A entre sus componentes. Este aditivo puede liberarse en el agua, sobre todo si la botella se somete a altas temperaturas.
  • Tras su reutilización, la botella puede dañarse. Las grietas pueden convertirse en un nido de bacterias, algo que es un peligro para el organismo. 
  • El material plástico que compone la botella, el PET, puede ceder al agua ciertos compuestos potencialmente tóxicos, como el antimonio. 
  • Al usar mucho el envase se pueden traspasar microorganismos procedentes de nuestra boca, el ambiente o las manos.
  •  Algunos de los efectos a largo plazo, comprobados por científicos de la Universidad de  Cambridge, son el estrechamiento de las arterias.
GroupCreated with Sketch.