El dato secreto que revela la letra de tu DNI sobre ti y para qué sirve

La información secreta que guarda la letra de tu DNI: descubre para qué sirve y qué revela sobre ti
Qué dice el DNI de nosotros

Tiempo de lectura: 3’

El DNI es más que un número y una identificación necesaria. En sus numerología y letras se esconden datos de lo más curiosos a los que rara vez tomamos en cuenta, pero que también dicen de nosotros.

Memorizar el número del DNI es una de las cosas que todos nos vemos obligados a hacer en la vida para no tener que sacar el documento de identidad cada vez que tenemos que cumplimentar un documento oficial o compramos algo por internet. Ocho cifras y una letra que te acompañan el resto de tu vida. Todo el mundo se ha preguntado alguna vez para qué sirve la letra final, que a veces incluso es prescindible en algunas gestiones. ¿Qué pinta ahí esa letra después de las ocho cifras? ¿Qué representa? ¿Dice algo sobre nosotros? ¿Tiene que ver con nuestro nombre?

La existencia de esa letra tiene una explicación. Antes de contártelo, lo primero que tienes que saber es que no todas las letras del alfabeto español se utilizan para el DNI. Fernando, un profesor de matemáticas, lo desvela en un vídeo subido a su canal de Youtube. "No se usan ni la "I" ni la "O", porque podríamos confundirlas con el "1" o el "O". Tampoco la "Ñ", porque tendríamos problemas con los sistemas informáticos del resto del mundo", señala Fernando. La otra letra que tampoco se utiliza es la "U". ¿Y por qué? Porque si la desechas te quedan 23 letras, un número primo que resulta esencial a la hora de darle un significado a la existencia de la letra en nuestro DNI. Por tanto, tu DNI seguro que no tiene las letras "I, "O", "Ñ" o "U".



Lo segundo que tienes que saber es que la letra de tu DNI no es fruto de un juego aleatorio sino que tiene un sentido concreto. Es la letra que te corresponde. Pero, ¿en qué términos y por qué? Para saber qué letra te pertenece, se divide tu número entre 23, que son las letras que quedaban "disponibles". Al ser un número primo, esa división te da un resto. A cada resto se le asocia una letra. Al 0 le corresponde una "T", al 1 una R", al 2 una "W", al 3 una "A", al 4 una "G", al 5 una "M," al 6 una "Y", al 7 una "F", al 8 una "P", al 9 una "D", al 10 una "X", al 11 una "B", al 12 una "N", al 13 una "J", al 14 una "Z", al 15 una "S", al 16 una "Q", al 17 una "V", al 18 una "H", al 19 una "L", al 20 una "C", al 21 una "K" y al 22, una "E".

La letra del DNI

Y esto, ¿qué sentido tiene? Se utiliza esta letra para que los programas informáticos detecten si nos hemos equivocado escribiendo nuestro número del DNI. Un simple cambio en un cualquier dígito desbarata esta operación matemática y los sistemas detectan rápidamente el error. Y esa es la gran utilidad de la letra de nuestro DNI. Existen algunas webs que te permiten conocer tu letra del DNI a partir de esta operación.

El DNI y la huella dactilar

EL MITO DE LAS PERSONAS QUE SE LLAMAN IGUAL QUE YO

En el reverso del DNI hay también varios números que no se corresponden con nuestro DNI. Al inicio de las cifras del reverso puedes ver “ID”, es decir, identificación. "ESP" se refiere a que tienes la nacionalidad española. Luego tienes Tres letras y seis dígitos, que representan el número de expedición de ese carné en concreto. Después, varios números de control individual. Las teorías conspirativas señalaban que uno de ellos hacía referencia a cuántas personas se llamaban igual que tú. Pero no es así: todos los números que encuentras en el reverso de tu DNI se deben a criterios de expedición o de control, pero nada que ver con tus "hermanos" que se llaman igual que tú.

También te puede interesar:

Estos son los cinco errores imperdonables que debemos evitar en una videollamada

Relacionados

CADENA 100