Cómo limpiar las alcachofas de manera correcta: el truco con el que Karlos Arguiñano triunfa

El cocinero explica cuál es la mejor manera para dejarlas perfectas antes de meternos en faena con ellas para cualquier receta
Karlos Arguiñano nos enseña a limpiar las alcachofas de manera correcta
Telecinco

Tiempo de lectura: 2’

Hay pocos cocineros en España que gocen de tanta popularidad, cariño y simpatía como Karlos Arguiñano. De hecho, él fue uno de los pioneros en la pequeña pantalla en este terreno. El chef vasco ha ido pasando por diferentes programas y formatos televisivos que le han convertido en uno de los rostros más queridos de cuantos hay en el mencionado medio. También por esas pequeñas anécdotas sobre su vida que ofrece a los espectadores, con los que humanizarse y acercarse a la audiencia.

Además, sus trucos para mejorar las recetas y algunos de los platos más tradicionaes siempre ha gustado mucho a sus fieles espectadores, ya que resultan ser muy efectivos. Karlos Arguiñano ha vuelto a ponerse frente a las cámaras para desvelar uno de sus trucos mejor guardados para limpiar correctamente las alcachofas. Este es un paso muy importante que cumplir, dado que es un ingrediente esencial en muchas elaboraciones, por lo que un error a la hora de limpiarlas podría estropear el resto del plato.

En primer lugar, tal y como se puede ver en el vídeo, el chef corta los rabos de las alcachofas con el cuchillo. Una vez cortados, el cocinero aconseja no tirar nada: "Estos rabos no los vamos a tirar porque con la parte esa blanquita, se limpiarán los rabos y, después, los coceré. Con eso hacemos la crema".

ctv-lcw-arguinano-pelar-alcachofas



Cómo aprovechar toda la alcachofa

Posteriormente, Arguiñano arranca las hojas de la alcachofa: "Quitamos las hojas sin miedo", indica. "Los que no habéis comido alcachofa, hacerme caso. Cuando lo hagáis un día, luego vais a repetir más veces. A veces, parecerá que hay mucho desperdicio, pero es que la alcachofa es tan maravillosa...", agregaba el presentador en ese momento.

Una vez quitadas todas las hojas, el conductor del espacio de Antena 3 corta el culo. Después de dejar la base de la alcachofa plana, la corta por la mitad y ya estaría lista para cocinar con ella. "La alcachofa ya limpia y a cocer", indica el presentador del programa de Antena 3.

No obstante, después de limpiarla, el cocinero explica cómo se puede aprovechar cada parte. Mientras se cuece la alcachofa, Arguiñano aconseja la manera en la que se puede cocinar el rabo que habíamos quitado anteriormente. En primer lugar, el comunicador "le quita las hojitas" que se han quedado en el rabo.

"Con un pelador, el de las patatas, voy limpiando y pelando hasta que aparece la parte blanca, la interior. La exterior no sirve. La parte interior blanca es igual de rica que la alcachofa. Eso se cuece también como las alcachofas", aclara, haciendo referencia a que el rabo es igual de útil que el corazón de la alcachofa.





CADENA 100