Cómo enfriar las cervezas rápido sin necesidad de hielos

En verano las cervezas saben mucho mejor si están bien frías y gracias a este truco conseguirás tenerlas listas sin necesidad de utilizar hielos
Truco para enfriar rápido la cerveza
Redactora CADENA 100

Tiempo de lectura: 2’

Las temperaturas no paran de subir en nuestro país este verano y estamos alcanzando grados que pocas veces hemos visto en estas fechas. Un calor que puede llegar a ser muy sofocante y que en muchas ocasiones paliamos con la bebida. Y aunque lo ideal es el agua, de vez en cuando también apetece algún refresco o alguna cerveza bien fresquita en una terraza a la sombra. Pero por culpa del calor muchas veces se nos chafa el plan porque se calienta demasiado rápido y deja de gustarnos.

Por ello, se han inventado algunos trucos para enfriar la cerveza rápidamente sin necesidad de utilizar hielos cuando no los tienes a mano. Unos trucos que te sacarán de más de un apuro cuando, por ejemplo, te llegan invitados a casa y tienes las cervezas calientes. Además, solo necesitas seguir al pie de la letra estos pasos y esperar menos de 5 minutos, sin gastar mucho tiempo y de manera rápida y sencilla.

Cómo enfriar la cerveza usando papel de cocina

Hay muchos trucos para enfriar la cerveza, pero este es uno de los más rápidos y efectivos. Se trata de coger la botella o la lata, esté a la temperatura que esté, del tiempo o medio fría porque no ha estado el tiempo suficiente en la nevera, ponerle papel de cocina mojado alrededor (también se pueden utilizar servilletas de papel si no tienes a mano el papel absorbente) y meterla en el congelador durante varios minutos, dependiendo del resultado que queramos conseguir y de cómo estuviera de fría antes de ponerle el papel.

Un truco de lo más sencillo que puede realizar cualquiera desde casa y que no necesita mucha dedicación ya que simplemente hay que mojar el papel y meterlo en la nevera o el congelador. Un truco que funciona tanto con latas como con botellines de cristal y que está al alcance de todos. Y no es el único que se puede utilizar, aunque en la mayoría de los otros casos sí que tendrás que tener hielos a mano.

Enfriar cerveza rápido


Agua, hielos y sal, mejores aliados

Si después de haberlas enfriado, aunque no cuesta mucho esfuerzo, quieres mantener su temperatura y que sigan frescas por mucho tiempo tus cervezas, la solución que puedes utilizar es la siguiente. Solo necesitas un barreño grande, hielos, agua y sal gorda. Lo mezclas todo en el recipiente e introduces todas las bebidas dentro, lo que hará que se mantengan frías e incluso, si las pones en un lugar fresco aisladas del sol, que se enfríen aún más. Ideal para cuando hay muchos invitados en casa y no das abasto para enfriar tanta bebida, ya que este truco no solo sirve para cervezas sino también para refrescos, aunque estén en botellas de plástico. ¿Te animas a probarlo?




CADENA 100