Trucos de Marie Kondo para que tu maleta sea perfecta

La gurú japonesa creadora del método 'KonMarie' está revolucionando el mundo del orden
ctv-zsf-shutterstock 1056988673

Redacción CADENA 100

Tiempo de lectura: 2’

Hacer la maleta para una escapada de fin de semana suele ser la parte menos apetecible antes de un viaje. Muchas veces, por hacerlo en el último momento o con prisa, acabamos dejando cosas importantes que necesitamos en el viaje, con el gasto que conlleva. Por lo tanto, para ahorrar tiempo y disgustos en tu viaje, lo mejor es planificar con tiempo el equipaje para llevar todo lo necesario.
 

ctv-9yl-23101595 345157472612282 6451602617364643840 n


En primer lugar, si vas en avión asegúrate que la maleta cumple con las medidas exigidas por la aerolínea en caso de que sea equipaje de mano. Antes de coger una maleta es recomendable comprobar su capacidad y escoger aquellas con doble compartimento que permiten almacenar más.
 


En segundo lugar, toca analizar bien: ¿qué ropa meter para no pasarse pero tampoco quedarse corto? Antes de comenzar a meter prendas de todo tipo dentro de la maleta es importante tomarse un tiempo para pensar cuantos días se pasarán fuera, los planes que se van a llevar a cabo y planear un 'look' concreto para cada uno.

Con la planificación de la ropa que necesitas, además de economizar espacio de equipaje, conseguirás ahorrar tiempo durante el viaje. A continuación, es importante seguir un orden y un método de "enrollado" para optimizar el hueco.

Lo primero que debes meter son los zapatos, eso sí, asegúrate de que solo pones los que necesitas, mejor modelos versátiles, y lo haces en bolsas individuales, ya que son el calzado suele ser la principal razón de exceso de equipaje.
 


Aprovecha los laterales de la maleta para colocar los zapatos y esconde tus complementos en el interior.La ropa interior también debe ir doblada y en una bolsa aparte para que no se desordene.

A continuación, es el turno del neceser. Para un viaje corto, probablemente no necesites llevar contigo todos los productos de aseo que usas por casa, ya que si vas a un hotel, puedes asegurarte de los artículos de aseo que están incluidos. En cualquier caso, intenta comprar frascos pequeños con tamaño de viaje.

Por último, procede a meter toda la ropa doblada y planchada. Puedes doblarla siguiendo la propuesta de la gurú japonesa Marie Kondo: doblando en tercios y luego enrollando, de modo que se hagan paquetes con cada prenda que se mantengan verticalmente.

Finalmente, encima de todo, puedes poner los cinturones estirados bordeando el resto de pertenencias de la maleta, como si fueran unas correas de sujeción.

Ahora que tu maleta ya está lista, solo queda una cosa…

¡Disfrutar de tu viaje al máximo!