Hoy sí hay excusa: ¡Feliz día del croissant!

Celebramos el Día Internacional de este básico imprescindible de la repostería y no nos puede hacer más feliz
ctv-3eo-cuerpo

Día libre para comer estos deliciosos bocados

Redacción CADENA 100

Tiempo de lectura: 2’

Hoy es uno de esos días para darse un homenaje en forma de media luna.

Amigos, hoy es el Día del croissant; un dulce que nos encanta para desayunar, para tomar a media tarde; solo o relleno; dulce o salado.
Para empezar, si vamos a hacer honor a este bollo, tenemos que saber un poquito más sobre él, por lo menos: No nació en Francia, como todo el mundo piensa. Su nombre originario es hörnchen (cuernito) y debe su forma de media luna a la Viena del siglo XVII. Según cuentan, los panaderos la capital austriaca, que trabajaban por la noche, oyeron cómo los enemigos turcos cavaban un túnel para entrar en la ciudad y, gracias a que estaban despiertos y dieron la alarma, consiguieron defenderse del ataque. Cuando los derrotaron definitivamente, el rey de Polonia y Lituania, Juan III Sobiesky, mandó a los panaderos que prepararan unos panecillos con la forma del emblema de los turcos -la media luna- para así celebrar la victoria.

Pastelería Hofmann y  La Xocolateria by Oriol Balaguer, en Barcelona

En la calle Flassaders, cerca del Born, se encuentra esta pastelería con decoración nórdica. Ofrece croissant de mantequilla, almendra, frambuesa, frutos rojos, chocolate o mascarpone. En cuando a Oriol Balaguer le precede la fama por haber ganado el VII Premio al Mejor Cruasán Artesano de Mantequilla de España en 2014, casi nada. 

Los Manolitos y Mamá Framboise, en Madrid

Imprescindibles, tanto unos como los otros. Los Manolitos, con varios establecimientos por Madrid, son un clásico entre los clásicos, se deshacen en la boca cual mantequilla.

Y en cuando a Mamá, ofrece una repostería moderna e innovadora sin renunciar a los clásicos.

Croissanteria Paris, Salamanca

En el centro de la capital se levanta este pequeño establecimiento que desde fuera no parece demasiado lujoso, pero cuenta con su receta secreta de estos bocados variados y deliciosos. ¡No te los pierdas!

Pomme Sucre, Gijón 

En la calle Libertad del centro de Gijón se esconden unos croissant  ligeros, con una estructura hojaldrada que son un espectáculo para los sentidos.

Le Petit Croissant, Zaragoza

Pocas dudas caben de cuál es su especialidad conociendo su nombre, aunque también ofrecen trenzas, brioches, saladitos o hasta pizza y pan, de una primerísima calidad.

Pastelería Suiza, Bilbao

En la calle Marqués del Puerto de Bilbao se alza este clásico que mantiene tienda y obrador en el mismo edificio. Su especialidad es el croissant de almendra.

 La Crème de la Crème, Sevilla

Sus croissant de nutella o de mantequilla son de otro planeta. Si pasas por la capital andaluza no puedes dejar pasar la oportunidad de darte ese capricho.