Gastromercados imprescindibles para tu agenda de ‘foodie’

Gastronomía y cultura se fusionan a la perfección en ciudades como Madrid, Málaga o Valencia
GroupCreated with Sketch.

Redacción CADENA 100

Tiempo de lectura: 3’

Está claro que los gastromercados están de moda. ¿Por qué? Saben acertar proponiendo a sus visitantes un cóctel turístico que fusiona productos de la tierra, la historia del país, la belleza arquitectónica y la cultura de un destino, el nuestro, que hace de la gastronomía una forma de vida.
 

MERCADO DE LA GALERÍA, FUENGIROLA
 

Arrancamos la ruta en plena Costa del Sol, donde se encuentra el gastromercado La Galería, que presume de ser el único que existe en Fuengirola con estas características. Desde que abrió en 2016, este espacio se ha convertido en lugar de encuentro de la noche malagueña gracias a sus especialidades gastronómicas y a las distintas propuestas culturales que acoge como catas de vino, exposiciones y eventos en los que el arte y la música cobran protagonismo.

En sus 600 metros cuadrados y bajo su bóveda acristalada, las cerca de 15.000 personas que visitan el gastromercado cada mes tienen a su disposición una muestra de los sabores del mundo en doce puestos que elaboran recetas de carnes, sushis, pescados o ibéricos.

MERCADO DE ABASTOS, SANTIAGO DE COMPOSTELA
 

El Mercado de Abastos de Santiago de Compostela es “el segundo enclave más visitado de la ciudad”, después de la Catedral, según los datos de Musement, la plataforma de búsqueda de actividades turísticas.

Se trata de un gastromercado fundado en 1873 que es ideal para adquirir y degustar productos frescos de la región.
 


MERCADO DE SAN MIGUEL, MADRID
 

En Madrid se encuentra otro de puntos gastronómicos de referencia de nuestro país: el Mercado de San Miguel. Fundado en 1916 y convertido en auténtico reclamo turístico, es visitado cada año por cerca de 4 millones de turistas. Se accede por una de las calles que salen de la famosa Plaza Mayor y es un símbolo de la ciudad.
 



MERCADO DE TRIANA, SEVILLA
 

Es el espacio ideal de la ciudad en el que adquirir frutas, verduras, pescados, carnes, legumbres, encurtidos, quesos… y degustar productos locales en los distintos bares y restaurantes que se agolpan en él.

También hay aquí una escuela de cocina, en la que aprender distintas recetas con sello español; y una sala de teatro en la que disfrutar, de vez en cuando, de distintas representaciones teatrales.
 


MERCADO DE LA VICTORIA, CÓRDOBA
 

También en el sur, en la preciosa Córdoba, se puede disfrutar de un rato de ocio en el Mercado Victoria que es el primero que abrió en Andalucía. Aquí, es posible encontrar lo mejor de la cocina cordobesa y española con salazones, ibéricos, quesos, vinos…, junto a delicias de la cocina argentina, japonesa o mexicana, entre otras.

Además, resulta interesante porque ofrecen comida adaptada a todo tipo de comensales: veganos, vegetarianos, celíacos, alérgicos a la lactosa o consumidores de cocina halal.
 

MERCADO DE COLÓN, VALENCIA
 

En este edificio de 3.500 metros cuadrados, declarado Monumento Nacional, se pueden comprar productos típicos o pasar el rato degustando distintos platos en sus bares y restaurantes, en los que se sirven una amplia variedad de carnes, cervezas o tapas con ADN local. Y, por cierto, no puedes irte sin saborear la rica horchata valenciana.
 


MERCADO DE LA RIBERA, BILBAO
 

El Mercado de la Ribera de Bilbao está en el casco viejo de la ciudad desde 1929. Se distingue por su decoración Art Decó, que mezcla vidrieras, elementos decorativos, celosías y floretones.

Este espacio gourmet reúne 186 puestos, distribuidos en tres plantas, en los que es posible encontrar una amplia variedad de puestos de carnes, pescados, embutidos o frutas. Además, los visitantes pueden disfrutar de un rato en algunos de sus bares y restaurantes, ideales para degustar jamón, marisco o la famosa gilda.
 

MERCADO DE LA BOQUERÍA, BARCELONA
 

Y terminamos en una de las paradas imprescindibles para los visitantes de la Ciudad Condal: el Mercado de la Boquería. Este espacio, con 216 puestos, marca la diferencia por su ubicación, en pleno corazón de las Ramblas.

Y es que aquí los visitantes pueden adquirir en los diferentes puestos productos como el vino, alimentos dietéticos, de panadería, productos de cocina africana, griega, americana, asiática… No faltan tampoco las propuestas dulces y otros representantes de productos no alimentarios como las populares floristas de la Rambla.
 

Relacionados

GroupCreated with Sketch.