El sorprendente paso que te saltas al hacer una tortilla de patatas y que cambia su sabor

La tortilla de patatas es uno de los platos más solicitados en nuestra gastronomía y también de mayor reconocimiento a nivel internacional
Tortilla de patatas perfecta

Redactora CADENA 100

Tiempo de lectura: 5’

La tortilla de patatas es uno de los debates que más dilemas y diferentes opiniones genera. ¿Con o sin cebolla? ¿Cuajada o más crudita? ¿Permite innovación o tiene que ser clásica? ¿Se le añade leche o vino blanco? ¿Permite el queso o el chorizo o pierde la magia? Son muchas las preguntas o los debates que provoca la tortilla de patatas, pero hay una gran verdad: es de los bocados más ricos que tenemos en la gastronomía y con mayor recorrido internacional. Ahora, no todo el mundo sabe ni tiene la mano para hacer la tortilla de patatas perfecta.

La receta no tiene mucho secreto, los cocineros expertos aseguran que lo que pasa es que hay que hacerla mucho ''la práctica lo es todo, la práctica y la teoría claro está''. pues bien, una de esos pasos ''de la teoría'' suele saltarse siempre a la hora de preoceder a cocinar este rico plato. ¿Cuál es? La mezcla.

La mezcla de la tortilla de patatas

Sí, la mezcla es clave, pero no porque sea todo en nuestra tortilla, sino porque es fundamental que se respeten los 5 minutos fundamentales de integración de todos los ingredientes para que se impregnen bien del sabor y ofrezca un resultado sobresaliente. Eso es algo que por las prisas solemos saltarnos y que con el tiempo se ha reafirmado que es fundamental, un consejo que los chefs de prestigio reseñan, pero que ya se recomendaba también en los tiempos de las abuelas: ''En la cocina todo con cariño y a fuego lento''.

A partir de aquí, son muchos los trucos para hacer una tortilla lo más perfecta posible. El que más nos ha impactado en estas últimas semanas, el de la chef que arrasa en Instagram 'Ali', que aconseja poner vino blanco. Así lo presentaba la propia 'Ali Chef': ''Tortilla de patatas extra melosa. Hay 1000 formas de hacer tortilla de patatas. ¡Esta es la nuestra, llena de texturas y muy melosa!'', explicaba para dar nombre al vídeo que podéis ver a continuación.

En el vídeo, que dura menos de un minuto, repasa el paso a paso de una forma muy visual. Para Ali, la tortilla es con cebolla y picada bien en juliana, las patatas al corte panadera y ojo... ¡medio vaso de vino blanco! Al parecer, el vino se echa en la cebolla cuando está frita para que vaya caramelizando. Esta receta, cuyo resultado es cuestionable, ya que muchos de sus seguidores apuntan a que está ''algo quemada'', ha sido muy comentada pero más que por el ''tostado'', por el proceso.

La receta definitiva de la tortilla de patatas perfecta

Sí que su interior es una delicia si te gusta la tortilla melosa, aunque el sabor final habría que ver. ¿Alguna vez se ha utilizado el vino blanco para una tortilla de patatas? Esto ha sido una novedad para muchos que ha mostrado su sorpresa en Instagram, aunque también han asegurado que lo probarán para ver cómo queda el final.

PASO A PASO DE LA TORTILLA CLÁSICA

Eso sí, para los que prefieren lo clásico y el seguir perfeccionando su técnica con las tortillas de patatas, pero sin florituras, repasamos los puntos más importantes a raíz de la receta de la tortilla de Casa Dani, que ganó el premio a la mejor tortilla el año pasado:

Paso a paso para hacer la tortilla de patatas

Cortar las patatas

El primer paso para dar con una tortilla de premio es cortar las patatas, se pueden hacer tanto el láminas como en cuadraditos. Preferiblemente en láminas y no muy gorditas, si su tamaño es desigual, mejor que mejor. El aceite para freír las patatas tiene que estar caliente. que esté a fuego medio para que se hagan despacito sin llegar a quemarse. Una vez estén más doradas sí que sumos fuego para terminar de hacerlas. La idea es que la patata quede frita, no cocida, pero sin pasarse. Y el que tengan diferentes tamaños hará que unas estén más fritas que otras, algo que le dará un punto clave a nuestra tortilla.

Fríe las patatas en aceite caliente, primero a fuego suave y después dorando la mezcla a fuego fuerte. Cuando las patatas ya estén casi listas, añade la cebolla. Si el aceite no está demasiado caliente o no hay suficiente, la patata quedará más cocida que frita. Para obtener una patata frita perfecta, puedes hacerte con una freidora en la que puedes programar temperatura y tiempo deseado.

Con cebolla o sin cebolla

Añadir cebolla a la tortilla es una opción personal, desde luego la que ganó el premio a 'Mejor tortilla de patata de España', como contamos, sí que la lleva. Si decides incluirla, pícala en trozos no demasiado pequeños y fríela junto con las patatas. Por lo general, una cebolla es suficiente para una única tortilla. Y en este caso también puedes jugar y añadir la cebolla blanca dulce, morada o la convencional. Todo es probar.

Y la sal, ¿cuándo?

Lo mejor es salar las patatas una vez que estas estén fritas, al gusto. Al contrario de lo que se pudiera pensar, no es recomendable echar sal a los huevos batidos.

Los huevos ideales

Lo recomendable es usar un huevo por 100 gramos de patatas, pero si eres más de cocinar a ojos, la clave está en que la mezcla de huevos batidos quede justo al nivel de la patata y la cebolla cuando estas se añadan. Si estas quedan sumergidas o flotando, significa que nos habremos pasado.

A la hora de batir los huevos hay que tener en cuenta que el objetivo es no acelerar su coagulación, es decir, que quede batido y líquido pero sin pasarse. Bastará con que los batamos durante alrededor de un minuto.

Es uno de los paso más importantes. Antes de incorporar la patata al huevo batido se debe escurrir todo el aceite posible. Y es recomendable dejar reposar la mezcla durante unos 3 minutos para que se integren todos los sabores.

¿Qué aceite usar?

Para preparar una tortilla de patatas basta con utilizar aceite de oliva suave. No es necesario que sea virgen extra, ya que lo vamos a utilizar para freír. De hecho, volviendo al referente de la que ha ganado el premio este año a la ''mejor tortilla', se ha elaborado con aceite de girasol precisamente para que el aceite contagie el mejor sabor posible. Por lo que un aceite de oliva suave es la mejor opción.

Cuajada o crudita

Si prefieres una tortilla cuajada y de consistencia más dura, debes remover mucho la mezcla antes de dejar que se haga el fondo.

Si por el contrario quieres una tortilla poco cuajada y muy jugosa, no remuevas la mezcla y deja que el fondo se haga sin seguir mezclando. La sartén, para lograr que quede crudita por dentro y hecha por fuera, tiene que estar muy caliente y ser rápidos en dar la vuelta a la tortilla, no más 30 o 40 segundos en dar la vuelta, dependiendo de lo grande que sea la tortilla.

Tiempo de sartén

Vierte unas gotas de aceite en la sartén y espera a que esté muy caliente. Después vierte la mezcla de huevo y patata y dora cada parte durante unos 30 o 40 segundos. Utiliza un plato para dar la vuelta a la tortilla.

ctv-kiw-shutterstock 579799495

Y a partir de aquí... ¡a disfrutar!

También te puede interesar...

El sencillo truco para que tus rebozados queden crujientes por fuerza y melosos por dentro

Esta es la receta de ''falsas patatas bravas'' con la mitad de calorías que las normales

El sorprendente ingrediente que hay que poner al pollo frito para que salga muy crujiente y tierno por dentro

Relacionados

Escucha en directo CADENA100, la radio con la mejor variedad musical. Si lo deseas puedes bajarte la aplicación de CADENA 100 para iOS (iPhone) y Android.

Y recuerda, en CADENA100 encontrarás todo el contenido sobre tus artistas favoritos, la mejor variedad musical, la última hora sobre los conciertos y, sobre todo, aquellos sonidos que no puedes encontrar en ningún otro lado.

CADENA 100