Claves para hacer en casa una tortilla de patatas de premio

Esta semana hemos conocido la mejor tortilla de patatas de nuestro país y sorprendía al llevar cebolla y aceite de girasol
GroupCreated with Sketch.

Redacción CADENA 100

Tiempo de lectura: 3’

Con motivo de haber conocido la tortilla de patatas más buena de España, con título incluído, y conocer algunos de los secretos que escondían, hemos visto el momento perfecto para recordar el paso a paso de dar con la tortilla perfecta para ser el antitrión ideal en casa. Además de recordar los secretos de la tortilla de Casa Dani -aceite de girasol, cebolla y patata agria-, mejor tortilla de España, damos otros tips para retar el título y que consigas serlo con la tuya y desde casa.

Las tortillas, al igual que el resto de propuestas gastronómicas, son muy personales. Todo dependerá del gusto de cada uno, tanto en los ingredientes como los toppings que queramos usar. Hoy en día existen una enorme cantidad de tortillas creativas que añaden además de patata, todo tipo de complementos: queso, chorizo, pisto, pavo, etc. Pero hoy nos centramos en la clásica y deliciona tortilla de patatas.

ctv-bdp-shutterstock 294598187

PASO A PASO

  • Cortar las patatas

El primer paso para dar con una tortilla de premio es cortar las patatas, se pueden hacer tanto el láminas como en cuadraditos. Preferiblemente en láminas y no muy gorditas, si su tamaño es desigual, mejor que mejor. El aceite para freír las patatas tiene que estar caliente. que esté a fuego medio para que se hagan despacito sin llegar a quemarse. Una vez estén más doradas sí que sumos fuego para terminar de hacerlas. La idea es que la patata quede frita, no cocida, pero sin pasarse. Y el que tengan diferentes tamaños hará que unas estén más fritas que otras, algo que le dará un punto clave a nuestra tortilla.

Fríe las patatas en aceite caliente, primero a fuego suave y después dorando la mezcla a fuego fuerte.  Cuando las patatas ya estén casi listas, añade la cebolla. Si el aceite no está demasiado caliente o no hay suficiente, la patata quedará más cocida que frita. Para obtener una patata frita perfecta, puedes hacerte con una freidora en la que puedes programar temperatura y tiempo deseado.

  • Con cebolla o sin cebolla

Añadir cebolla a la tortilla es una opción personal, desde luego la que ha ganado el premio a 'Mejor tortilla de patata de España' sí que la lleva. Si decides incluirla, pícala en trozos no demasiado pequeños y fríela junto con las patatas. Por lo general, una cebolla es suficiente para una única tortilla. Y en este caso también puedes jugar y añadir la cebolla blanca dulce, morada o la convencional. Todo es probar.

  • Y la sal, ¿cuándo?

Lo mejor es salar las patatas una vez que estas estén fritas, al gusto. Al contrario de lo que se pudiera pensar, no es recomendable echar sal a los huevos batidos.

  • Los huevos ideales

Lo recomentable es usar un huevo por 100 gramos de patatas, pero si eres más de cocinar a ojos, la clave está en que la mezcla de huevos batidos quede justo al nivel de la patata y la cebolla cuando estas se añadan. Si estas quedan sumergidas o flotando, significa que nos habremos pasado.

A la hora de batir los huevos hay que tener en cuenta que el objetivo es no acelerar su coagulación, es decir, que quede batido y líquido pero sin pasarse. Bastará con que los batamos durante alrededor de un minuto.

Es uno de los paso más importantes. Antes de incorporar la patata al huevo batido se debe escurrir todo el aceite posible. Y es recomendable dejar reposar la mezcla durante unos 3 minutos para que se integren todos los sabores.

  • ¿Qué aceite usar?

Para preparar una tortilla de patatas basta con utilizar aceite de oliva suave. No es necesario que sea virgen extra, ya que lo vamos a utilizar para freír. De hecho, volviendo al referente de la que ha ganado el premio este año a la ''mejor tortilla', se ha elaborado con aceite de girasol precisamente para que el aceite contagie el mejor sabor posible. Por lo que un aceite de oliva suave es la mejor opción.

  • Cuajada o crudita

Si prefieres una tortilla cuajada y de consistencia más dura, debes remover mucho la mezcla antes de dejar que se haga el fondo.

Si por el contrario quieres una tortilla poco cuajada y muy jugosa, no remuevas la mezcla y deja que el fondo se haga sin seguir mezclando. La sartén, para lograr que quede crudita por dentro y hecha por fuera, tiene que estar muy caliente y ser rápidos en dar la vuelta a la tortilla, no más 30 o 40 segundos en dar la vuelta, dependiendo de lo grande que sea la tortilla.

  • Tiempo de sartén

Vierte unas gotas de aceite en la sartén y espera a que esté muy caliente. Después vierte la mezcla de huevo y patata y dora cada parte durante unos 30 o 40 segundos. Utiliza un plato para dar la vuelta a la tortilla.

ctv-kiw-shutterstock 579799495

Y a partir de aquí... ¡a disfrutar!

Relacionados

GroupCreated with Sketch.