Miki Núñez: “Solo seré feliz encima de un escenario”

El representante de España en Eurovisión 2019 nos cuenta cómo es su vida tras su paso por Operación Triunfo y cómo se prepara para el festival

video

GroupCreated with Sketch.

Pulsa para reproducir el video

 

  • Rubén Mendoza
  • Jorge Miralles

Tiempo de lectura: 2’

A pocas semanas de actuar ante doscientos millones de espectadores en todo el mundo, CADENA100.es ha mantenido una amena conversación con Miki, el representante de España en el festival de Eurovisión 2019. El 'triunfito' nos ha desvelado algunos de sus secretos profesionales pero, sobre todo, personales: cómo lleva la fama, cómo es la relación con sus excompañeros de 'Operación Triunfo' o su convivencia compartiendo casa con Joan Garrido. Tras someterlo a un divertido juego gastronómico y sensorial, abordamos estas y otras cuestiones con el músico catalán.

Miki destacó en la academia de OT por su feminismo. Nos revela que el pasado 8 de marzo, Día de la Mujer Trabajadora, quiso aportar su “granito de arena” a esta causa y borró sus ‘stories’ y no colgó nuevas publicaciones en redes sociales durante la jornada para no “desviar” la atención respecto a las manifestaciones feministas. Además, cree que el sitio que los hombres deben ocupar en estas reivindicaciones es “detrás” y apuesta una vez más por la utilización del lenguaje inclusivo: “No cuesta nada decir ‘vosotros’ y ‘vosotras’, ‘los’ y ‘las’; es medio segundo más”.

El representante de España en el festival de Eurovisión de este 2019 en Tel Aviv vivió encerrado en las instalaciones de Operación Triunfo en Terrassa (Barcelona), la misma población de donde es originario. Actualmente ha conocido Madrid y la ve “majestuosa”. No obstante, echa de menos su ciudad natal, la cual, aunque tiene 215.000 habitantes, “es como un pueblo” para él.

Miki entiende que la fama es algo intrínseco a su trabajo y está agradecido de que la gente le pare y le pida fotos". Sin embargo, también ha vivido situaciones más incómodas como, por ejemplo, en un viaje en AVE hacia Madrid le despertaron haciéndole una fotografía con flash muy cerca de su cara. Otra anécdota que explica es que le pidieron que estampara su firma en una frente con rotulador permanente. Sí se pregunta en muchas ocasiones cómo sería asistir a una concierto -u otro evento- sin que le pararan tanto y sin que su asistencia despertase tanta expectación. No obstnate, lo asume con naturalidad.

Los exconcursantes de la edición de 2018 de OT cuentan con un chat de grupo en Whatsapp, cuya actividad parece ser muy intensa: “Hay 200 mensajes por minuto”. Admite que tiene una relación especialmente buena con Natalia, Alba, Julia, Dave y María. De hecho, con esta última habla mucho por teléfono porque a ambos les disgustan los mensajes de texto.

El músico está a dieta y hace deporte. Confiesa que detectó que, al cantar 'La venda', se quedaba sin aire en las últimas estrofas y “eso no puede ser”. Por eso lleva una alimentación sana, no pica entre horas e incluso corre mientras canta la canción con la que intentará seducir a Europa “para coger fondo”.

Miki vive en un dúplex con su familia y con Joan Garrido, con quien eran inseparables ya en la academia. Los dos cantantes coinciden poco en casa y no suelen montar fiestas: “Cuando coincidimos nos gusta estar tranquilos”. La integración de su compañero de concurso -y amigo- en su familia es tal que incluso tienen un grupo de Whatsapp donde tratan cuestiones como quién cocina.

Preguntado sobre cómo se imagina su vida dentro de diez años no tiene ningún tipo de dudas: “Solo seré feliz encima de un escenario”. Confiesa que le da “bastante miedo” el fracaso. No obstante, a día de hoy afirma que es “muy feliz”. Para él, las claves de la felicidad son “relativizar, ser optimista y tener fuerza de voluntad”.

GroupCreated with Sketch.