Los festivales de música convierten a la música en vivo en un negocio al alza

Estas citas multitudinarias llevan cinco años sin dejar de crecer
2020 estará repleto de música en directo: Festivales, Conciertos y Actuaciones del año

Tiempo de lectura: 2’

Con el buen tiempo llegan año tras año los festivales musicales. Y de unos años a esta parte, ciudades de todas partes del planeta tratan de acoger este tipo de música en vivo que cuenta con gran cantidad de asistentes, incluso de otros países. Así pues, estamos ante un negocio que cada vez da más dinero.

Si echamos un vistazo a las cifras de 2018, podremos darnos cuenta de que estamos ante un modelo de música en vivo consolidado, que lleva cinco años sin dejar de crecer. Aquel año consiguió facturar hasta 334 millones de euros en España, según datos aportados por la Asociación de Promotores Musicales (APM). Esto supone un aumento del 24% con respecto al año anterior.

En esta cantidad tan solo se tiene en cuenta la venta de entradas, pero llega a duplicarse a la hora de incluir la venta de artículos promocionales, los ingresos por patrocinios y las ayudas públicas.

España alberga casi 1.000 festivales al año

La recaudación de los grandes festivales en taquilla supone más de la mitad de su facturación, y más del 20% de los asistentes. En nuestro país ya se celebran casi 1.000 encuentros musicales por año, con una asistencia de 27 millones de personas.

De hecho, a pesar de la fuerte afición por el fútbol que hay en España, los festivaleros ya superan a los aficionados a este deporte en este país. El desarrollo del turismo local se ha visto muy favorecido por la participación de artistas internacionales y de reconocido prestigio.

Nuestro país ocupa ya el primer puesto como destino de viajes a festivales musicales, según la Asociación de Turismo Musical de España. En 2018 el número de estos visitantes experimentó un gran crecimiento, nada menos que del 116%, según Ticketmaster.

ctv-3ex-festivales

La necesidad de profesionalizar el sector para su crecimiento

Nos encontramos ante una etapa nueva en la industria musical en la que, según los expertos, se hace necesario profesionalizar el sector para continuar con su crecimiento, buscando la sostenibilidad en este tipo de eventos, mejorando su seguridad, integrando en el entorno local el espectáculo y trabajando para poder continuar sorprendiendo al asistente.

Pues bien, siguiendo con datos relativos a 2018, el impacto económico total del negocio fue de 5.600 millones, concentrándose el 44% en Cataluña. A lo largo de los últimos años, la evolución positiva logró elevar su concentración socioeconómica, hasta conseguir representar un 0,5% del PIB.

El problema de estos encuentros es la financiación

No obstante lo anterior, los recortes de gasto público en cultura han hecho que a estos festivales no les quede más remedio que buscar otras vías de financiación. De ahí el aumento del precio de las entradas, que se ha calculado en un 8,3% en el European Festivals Report 2918. Este dato resulta un tanto preocupante, en la medida en que puede afectar al número de asistentes, sobre todo los más jóvenes.

A pesar de esto, la pasión que despiertan los festivales de música es tal que es previsible que los jóvenes se busquen también las maneras de poder financiarse la asistencia a los mismos. Si este es un tema que te afecta, te recomendamos consultar las condiciones de los préstamos de https://www.moneyman.es, y también de https://www.plazo.es/.

Volviendo a los festivales en sí, se hace necesario disponer de otras formas de financiación que puedan hacer estos espectáculos más sostenibles. En tanto que los patrocinios representan el 11% y las ayudas públicas el 7%, otras importantes fuentes de ingresos son los consumos en barra y el merchandising.

CADENA 100