Ir a conciertos alarga la vida y lo dicen los expertos: ''la sensación de bienestar aumenta un 21%''

Que la música mueve el mundo es algo que la historia ha abalado, pero ahora también lo confirman los expertos con esta teoría
Los conciertos sitúan al Palacio de los Deportes de Madrid entre los 5 recintos más importantes del mundo

 Una imagen del Palacio de los Deportes 

  • APM

Tiempo de lectura: 2’

La música mueve el mundo. La música es el idioma universal de las emociones y los sentimientos. La música es motor, inspiración, compañía y así hasta inmumerables adjetivos que convierten este sector en vital. 

Tiene el poder de transportarnos a lugares, a personas, a momentos... y da vida. No es concepto romántico, esto es un dato más que estudiado y analizado por expertos. De hecho, así lo ha confirmado el estudio conducido por el pabellón O2 de Londres con Patrick Fagan, conferencista de la Goldsmith University y experto en ciencia del comportamiento. ''Asistir a conciertos es bueno para la salud, tiene efectos de bienestar personal más potentes que el yoga y aumenta la esperanza de vida en varios años'', cuenta.

El concierto de Manuel Carrasco en Estadio Metropolitano de Madrid tendrá álbum

 Manuel Carrasco ante su público

Y es que, si la música en cualquier momento del día ya genera una oleada de reacciones en nosotros mismos y el estado de ánimo, asistir a música en directo ya es algo renovador. 

Según dicho estudio, veinte minutos en un concierto pueden llevar a "un aumento del 21 por ciento en la sensación de bienestar". Una cifra superior al yoga, que provoca una subida del 10 por ciento o incluso pasear a tu perro, que la incrementa un 7 por ciento. "La investigación académica adicional vincula directamente los altos niveles de bienestar con un aumento de la vida útil de nueve años, que apunta a un vínculo directo entre asistir a conciertos y la longevidad", destaca el estudio.

2020 estará repleto de música en directo: Festivales, Conciertos y Actuaciones del año

La música en directo inundará 2020

Asimismo, en sus conclusiones se asegura que ir de concierto cada dos semanas puede aumentar hasta nueve años la esperanza de vida de un amante de la música en vivo, debido a las buenas sensaciones que genera la experiencia colectiva y artística. Para llegar a estas conclusiones se realizaron pruebas psicométricas y de frecuencia cardíaca mientras los sujetos realizaban diferentes actividades. 

Al ver música en vivo, los sentimientos de autoestima y el hecho de estar cerca de los demás mejoraron en un 25 por ciento, mientras que la estimulación mental fue la más afectada con una mejora del 75 por ciento. "Combinando todos nuestros hallazgos con la investigación del O2, llegamos a la prescripción de un concierto cada quince días podría allanar el camino para tener casi una década más de vida", sentencia Fagan.

Gira de conciertos solidarios por Euskadi a favor de un proyecto de salud mental, para mujeres de África

Relacionados

CADENA 100