La campaña curvy que está causando sensación en la red

Estamos viendo una evolución en la moda y en la publicidad en cuando a canon de belleza se refiere. Lo REAL es la única tendencia que llega para quedarse
GroupCreated with Sketch.

Redacción CADENA 100

Tiempo de lectura: 3’

En los últimos tiempos estamos viendo una evolución tanto en la moda como en la publicidad en cuando a canon de belleza se refiere y no nos puede gustar más.

El prototipo ideal de mujer es la REAL, natural. Todas bonitas y únicas. Las marchas del 8 de marzo por la igualdad en todos los ámbitos de la vida, y el cambio a gritos que pedía la sociedad sobre el ''ideal de mujer'', ha logrado generar toda una revolución. Algo que también ha llegado a las diferentes marcas textiles, poco a poco han ido incorporando nuevas tallas y diseños para todos los cuerpos de mujer.

I Am What I Am (Soy lo que soy) es el nuevo eslogan que una prestigiosa marca de ropa lanzó hace unos meses para su nueva campaña, en la que describe perfectamente los valores de las modelos que han elegido, entre ellas la modelo curvy Ashley Graham. "Soy lo que soy, sin excusas" es una de las frases que define esta nueva colección.

Ashley Graham es una bella modelo con sugerentes curvas de talla 44 que ha cambiado los ideales que existen dentro del mundo de la moda. Además de su faceta más conocida como modelo, también es diseñadora, escritora y feminista.

La marca catalana se reafirmaba así en su proyecto de dar visibilidad a las mujeres curvies, sin dejar de seguir las tendencias. No todas las mujeres son iguales y eso es lo bonito. Algo que han querido reforzar de nuevo, con la última campaña donde se ve a un grupo de mujeres, todas diferentes y estupendas, que está revolucionando las redes sociales con una oleada de mensajes positivos y cariñoso gracias a su buena acogida.

¿Cuándo surge la revolución de la mujer REAL?

Aunque parece que el cambio es relativamente nuevo, lo cierto es que se lleva luchando muchos años y no es una casualidad que esto llegue en este momento. ¿Cómo surge esta revolución?

La batalla inicial viene del otro lado del charco, cuando dos de los grandes imperios de lencería femenina, se enfrentaron el año pasado: Tallas grandes contra cuerpo perfecto e inalcanzable. Ese choque fue el verdadero desencadenante para luchar contra los cánones de belleza impuestos hasta el momento. El choque de ambas empresas recibió una enorme atención mediática, especialmente cuando una de ellas saltaba a la vida pública recibiendo enorme notoriedad con la campaña publicitaria #ImNotAngel (No soy un Angel) cumpliendo su objetivo de viralidad.

Enfrentarse directamente a una marca de reconocimiento mundial , como es el gigante de ropa interior con el desfile más famoso del planeta, le valió para apropiarse de esa fama a su favor y conseguir la atención que necesitaba para intentar cambiar las cosas. Gracias a esa iniciativa se sembró un importante precedente para poner el debate en la mesa.

Que las mujeres con curvas están de moda es una realidad, lo ''real'' se lleva y no hay más que darse una vuelta por las redes sociales, sobretodo por Instagram para comprobar la cantidad de mujeres que presumen de su cuerpo, tripita, muslos, cara sin un ápice de maquillaje e incluso estrías con diversos hashtags: #mujerreal #amatucuerpo #amatuscurvas #chicacurvy (#mombod, #curvygirl, #realwoman, #loveyourlines, #loveyourbody), son algunos de los hashtag que arrasan en 'likes' ('me gusta').

Adiós prejuicios

Hay que saber, que además estos movimientos donde las redes sociales han sido claves y parte fundamental para crear una gran plataforma y dar voz a su lucha, tomaron aún más fuerza después de ver los resultados de su estudio denominado ''La verdad sobre la belleza: un informe global'' en el que se detallaba con una encuesta en la que formaron parte millones de mujeres que ''solo un 2% de las mujeres se veía guapa''. Así, poco a poco, cada vez siendo más conscientes de la necesidad de evolucionar y tener amor propio, el concepto ''belleza real'' se convirtió en una idea que ha ido calando hondo y afortunadamente, está teniendo sus frutos.

Muestra de ello, líneas textiles de fama mundial se están sumando a este movimiento y ampliando sus tallas y creaciones para llegar a todas las mujeres. Así, como el éxito de modelos que lucen más allá de una talla 42 como Tara Lynn o Ashley Graham en Estados Unidos o Marisa Jara, Eva María Pérez, en nuestro país, que cada vez tienen más presencia en las pasarelas luchando por conseguir su lugar, sin etiquetas.

Por otro lado, hay que recordar que a esta marea social, se sumó el hecho de que famosas como Drew Barrymore, Kate Winslet o nuestra actriz Inma Cuesta, reivindiquen que no se utilice Photoshop en sus fotos, haciendo que el sector se reinvente y de paso a un concepto de mujer REAL, con sus virtudes y defectos por encima de la talla de pantalón que use.

GroupCreated with Sketch.