Estamos ya en época navideña y todos nos volvemos locos comprando los regalos. Pero a veces los regalos hechos por uno mismo con cariño pueden hacer incluso más ilusión. En eso han pensado los chavales del Colegio Brains Internacional Schools que han querido hacer ellos mismo una manta gigante y varias bufandas para enviarlas a un campo de refugiados.
Esta iniciativa surgió cuando el mes pasado unos cuantos alumnos decidieron ir de manera voluntaria a un taller para aprender a tejer durante su hora del recreo. Se juntaron 25 chicos y chicas y además de tener esta idea tan solidaria han ido compartiendo sus progresos en redes sociales para intentar atraer la atención de más alumnos.
Son alumnos de primero y segundo de Bachillerato de distintas nacionalidades: brasileña, china, marroquí, venezolana y española. De los 25 jóvenes que están en el taller siete son chicos. "Me ha sorprendido que se apuntaran tantos chicos, uno de ellos ya sabía tejer. El grupo está aumentando, pensamos seguir durante todo el curso y el año que viene queremos ampliar la actividad a los alumnos de primaria", ha subrayado la profesora que imparte las clases, Lauren Drake. "Me gusta hacer punto y pensaba que podía mandar un taller de tejer en el colegio. No esperaba tanto interés en el taller, pero de repente tenía a 25 personas en el grupo", ha apuntado la educadora.
Tanto la manta como las bufandas que van a enviar al campo de refugiados con la colaboración de la ONG KnitAID llevan mensajes personalizados para intentar animar a los que vayan a recibir estos regalos. "Espero que la situación mejore. Estamos todos juntos", ha escrito la alumna Paula en una de las tarjetas. "Espero que esta manta te proteja en la fría noche. Cuídate y que tengas una buena vida", ha deseado Valeria, otra joven que ha tejido parte de la manta, a los refugiados que van a recibir la donación.
Si cada uno pusiéramos un pequeño granito de arena, no es necesario que sea en el extranjero, el mundo sería un poquito más feliz ¿no crees?
Un beso enorme de Grethel González, que tengas un magnífico fin de semana.

 

Mantas tejidas por niños para los refugiados