Admitámoslo: estamos hartos de ver decálogos de consejos milagrosos que nos catapultarán de cocinillas cutres a auténticos cordon bleu, por eso no voy a proponer recetas complicadísimas que nos quiten las ganas de cocinar, sino tres trucos tan útiles y sencillos que no vais a creer que no se os hayan ocurrido antes:

1. Para preparar una copa en condiciones o servir un refresco, hierve el agua antes de rellenar los moldes de los cubitos y lograrás que queden transparentes.

cubito

2. Congela uvas y mételas en la copa de vino que no vayas a acabar y no se aguará, así que podrás apurarla al día siguiente.

vino

3. Si guardas las tarrinas de helado en una bolsa de plástico en el congelador, evitarás que este se congele o se ponga duro.

helado

Ya sabéis familia: los pequeños trucos marcan la diferencia... un abrazo de Jordi Cruz.