Estamos a menos de un día para celebrar la llegada del nuevo año y si no sabes qué puedes hacer para tomar de postre antes de las uvas te propongo una Cheesecake que no te llevará más de 15 minutos, es fácil y queda muy bien presentado. Es la típica tarta de queso que no se hace en horno pero le añadimos un alimento muy navideño, el turrón. Y además lo preparamos en formato individual para que quede más personalizado.


Los ingredientes para 8 personas son los siguientes:


• 300 gr. de queso crema
• 400 gr. de nata o leche evaporada
• 50 gr. de azúcar
• 250 gr. de turrón blando
• 250 ml. de leche entera
• 1 sobre de cuajada
• 200 gr. de melindros


-Lo primero que tienes que hacer es poner en un cazo a fuego medio la leche, la nata, el turrón, el azúcar y el queso.
-Lo remueves todo durante unos minutos sin que llegue a hervir.
-Cuando se haya mezclado todo bien, le añadimos el sobre de la cuajada y removemos unos minutos hasta que llegue a la ebullición.
-Mientras, en unos vasos pequeños desmenuzamos los melindros que se quedarán como base de nuestra cheesecake. Podemos usar melindros porque los vasos son individuales, si quisieras hacerlo en forma de tarta (con molde) necesitaríamos una base de galleta con mantequilla derretida.
-Una vez hecho esto llenamos los vasos con la mezcla del queso y el turrón y lo dejamos enfriar. Una vez frío lo metemos entre 4-5 horas en la nevera mínimo. Queda mucho mejor si lo haces de un día para otro.
-Para decorar los vasitos puedes usar frutos secos, frutos rojos o más trocitos de turrón.


Y ya está. Ya tenemos nuestro postre para mañana. Fácil, rápido y sencillo.
Espero que te haya gustado la idea, ya me contarás qué tal te ha quedado.
Soy Grethel González, nos escuchamos en Cadena100. ¡¡Que pases un feliz sábado!!

 

Postre para fin de año