La temporada de setas ha llegado. Hay un un montón de variedades: las más conocidas son el níscalo (o rovellón), el boletus o la trompeta de la muerte... Si este otoño vas a por setas, haz caso a los consejos de los expertos:

  • Infórmate sobre la zona. Hay algunas que están protegidas. En zonas no acotadas la recogida tiene un límite de tres kilos de setas al día.
  • Consulta las especies comestibles que existen en la zona de recolección y las especies tóxicas.
  • Hay aplicaciones móviles que te ayudarán a indentificarlas. La más usada y conocida es "Setamanía". Incluye más de 120 especies y más de 800 fotos.
  • No olvides tu cesta de mimbre para ir a recogerlas. Cuando llegues a casa, guárdalas en la nevera con un paño húmedo por encima. Consumir antes de 3 días.
  • No laves las setas con agua. Se pierden su sabor y sus propiedades. Coge un paño húmedo y quítales la tierra con la ayuda de un cuchillo.

Las setas son muy interesante a nivel nutricional:

  • Tienen muy pocas calorías.
  • Son ricas en fibra.
  • Contienen vitaminas del grupo B y minerales como el yodo, potasio y fósforo.

La mejor forma de comerlas es a la plancha con ajo y perejil.

setas

Feliz temporada de setas. Un beso de Ruth Medina