Ahora que se acerca la Navidad parece que florecen historias bonitas como esta

Dos enfermeros se encargaron de que una paciente terminal cumpliera su último deseo

              paramedicos

Graeme Cooper and Danielle Kellan eran los encargados de llevar a la paciente a una unidad de cuidados paliativos en un hospital local pero antes de llegar, ella, consciente de su situación, les dijo lo mucho que le gustaría “ver la playa por última vez”. Ellos, conmovidos por sus palabras, decidieron que cumpliría su última voluntad y desviaron la ambulancia hasta la playa de Hervey Bay, una de las más bellas playas de Queensland (Australia)   

              hervey bay   

Según las palabras de los paramédicos

A veces no necesitas los medicamentos, entrenamiento o habilidades; a veces para marcar la diferencia todo lo que se necesita es mostrar empatía

La fotografía que tomó Danielle resume un último y emotivo deseo cumplido. Porque aunque tarde, los sueños muchas veces llegan

                  ñoñez on the beach

Puedes comentar y compartir esta noticia en nuestro Facebook Twitter