La historia de siempre: sois 15 comensales, pero acabas cocinando para 30, y claro... el 26 de diciembre, además de tripa, tienes un sobrante considerable de comida.

Pues bien, para no hartarte a restos, ni tirarlos a la basura, te propongo algo tan simple y socorrido como el hojaldre.


hojaldre pollo


El hojaldre es como el negro: pega con todo. Solo tienes que combinar los ingredientes a tu gusto, y al horno; convertirás esos restos de salmón, pavo asado y todo lo que se te ocurra en nuevos y apetecibles platos.


hojaldre salmón

¡Bon appétit y feliz Navidad de parte de Jordi Cruz!