Todos tenemos en el cielo a alguien que debería seguir entre nosotros y al que querríamos hacerle llegar nuestros mejores deseos ahora en Navidad, contarle que nos han contratado en el trabajo de nuestros sueños o felicitarle el día de su cumpleaños.

Eso es lo que ha querido Jase. Un niño de 7 años que quería contactar con su padre por su cumpleaños. Y ¿cómo se le ocurrió hacerlo? Por medio de una carta.

Como no estaba seguro de que fuera a llegar, le dejó un mensaje muy importante al cartero: “Señor cartero, ¿puede enviar esta carta a mi padre al cielo?”.

El cartero no pudo negarse a esta petición y le respondió lo siguiente: “ Querido Jase. Tu padre ha recibido la carta. Ha sido un viaje difícil porque había que evitar estrellas y otros objetos en el espacio hasta el cielo, pero ha sido un éxito”.

Os podéis imaginar la sonrisa del niño cuando le llegó la carta, y el asombro de la madre, Teri Copland. Esta es la razón por la que ha querido compartir por redes sociales esta historia. Quiso hacerlo como agradecimiento al servicio de mensajería de Reino Unido.

“Hace unos días mi hijo de siete años escribió esta carta a su padre, que está en el cielo, y hoy hemos recibido una bonita respuesta del cartero. Está muy emocionado sabiendo que su padre ha recibido la carta”.

El mensaje se centró en agradecer el gesto, ya que podrían no haber atendido su petición, no haber hecho el esfuerzo que este cartero hizo y haber ignorado la carta. “El hecho de que te esforzaras en un niño que no conoces es precioso. Me has hecho recuperar la fe en la humanidad. Muchas gracias, de verdad que supone muchísimo para él”.

Y como última cosa pidió que por favor se compartiese la publicación todo lo posible para que el empleado del servicio de correos de Reino Unido supiera lo agradecidos que están los dos.

¡¡Qué historias tan bonitas y más en Navidad!! Si es que hacer felices a las personas a veces solo consiste en pequeños gestos que no cuestan nada, pero que para alguna probablemente sean todo un mundo.

¡¡Feliz martes!!