Buenas, soy Jordi Cruz y ya estoy de vuelta después de unas vacaciones llenas de buenos momentos y cómo no, de muchos selfis.

Aunque no tan accidentados como los de la protagonista de esta noticia: La intrépida fotógrafa posó para una foto en una galería de arte de Los Ángeles, con tan mala pata que perdió el equilibrio y se cayó. Al caerse empujó uno de los expositores del artista Simon Birch, provocando un "efecto dominó" que acabó en desastre monumental. Piezas por el suelo, algunas dañadas y otras destrozadas.

Saca la calculadora. Cada pieza está valorada en unos 20.000 dólares. 10 piezas afectadas = 200.000 dólares (175.000 euros). Por suerte el artista ha declarado que no va a emprender acciones legales contra la joven porque según él fue un accidente. No te pierdas el video porque es de "tierra trágame".