Nos encantan las redes sociales, para qué lo vamos a negar. Lo malo que tienen es que no podemos controlar lo que otros publican de nosotros.   Y eso sí que es un fastidio a veces. El último en salir perjudicado ha sido Pablo Alborán que ha tenido que cambiar de número de teléfono esta semana. Su amiga y también cantante Rosalía compartía en su instagram un pantallazo de una conversación de whatsapp que estaba manteniendo con el malagueño. En ella intercambiaban audios de voz. Rosalía quería hacerle un guiño a Pablo poniendo “No se puede cantar mejor, Pablo Alborán“. El problema es que en esa captura de pantalla aparecía el número de teléfono de Alborán. Al poco tiempo eliminó la publicación pero muchos seguidores ya habían captado el momento, se habían quedado con el número de teléfono y empezó el acoso, como te puedes imaginar.

De hecho no es la primera vez que esto le sucede a un famoso, en el año 2012 a la presentadora Paula Vázquez se le ocurrió colgar una foto en Twitter de un informe suyo del hospital, en la que por error aparecía su número de teléfono, y tras el aluvión de llamadas tuvo que darlo de baja.

Así que después de estos ejemplos, mucho cuidado con lo que publicas en redes sociales que la gente es muy muy avispada. Soy Grethel González, ¡¡feliz finde!!