Últimamente aparecen más alergias a diversos alimentos y entre ellos uno de los más comunes es el trastorno provocado por el gluten, que es una proteína que está presente en cereales como el trigo, la cebada y el centeno. A estas personas se les llama celiacos y no pueden comer ningún alimento elaborado con estas harinas. 

¿Y si quieres invitar a comer a tu casa a una persona con esta alergia? Pues te voy a contar un esquema muy claro que te puede ayudar y que se basa en los colores del semáforo.

Rojo: Son aquellos alimentos que tienen gluten con toda seguridad ya que están elaborados con los cereales prohibidos. Tienes que sustituirlos por productos específicos especiales para celiacos y se encuentran en tiendas de dietética o especializadas.

Naranja: Son aquellos alimentos que pueden contener o no gluten, dependiendo del fabricante y de la marca. Éstos se sustituyen por alimentos que tendrán escrito “sin gluten” en la etiqueta del alimento o en el embase. Esto significa que han pasado un control estricto y se ha probado que no tienen gluten por medio de análisis. Son productos como patés, salsas, postres, helados, caldo, patés… Se pueden encontrar en cualquier supermercado.

Verde: Son aquellos alimentos que no tienen gluten, como el arroz, maíz, carnes, pescados, quesos, frutas, verduras, leche, jamón york, jamón serrano, vinos, aceites…

Con este tipo de indicaciones puedes preparar el mismo menú para una persona celiaca que para una que sea tolerante al gluten sin muchas comeduras de cabeza y sin hacer distinciones tal y como recomienda la Asociación Celiaca Aragones, para que todos los comensales se sientan lo más cómodos posible.
Soy Grethel González y espero ¡¡que disfrutes del domingo!!

 

Semáforo de los celiacos