Seguro que te ha pasado alguna vez: estás cenando con tus amigos y, de repente, traen la cuenta y empieza el típico duelo a lo “western de pistoleros” por sacar la cartera y hacerse cargo de la “dolorosa”.

Pues bien, unos amigos han creado “La ruleta de la tarjeta”, un sistema para elegir quién paga que ya está empezando a ser tendencia.
El mecanismo es muy sencillo: solo hay que dejar las tarjetas de crédito en la mesa y pedirle al camarero que elija una al azar.


ruleta

Su mano inocente tendrá que señalar una, y no vale poner cara de póquer, porque a veces todos nos ofrecemos pero, por dentro, deseamos que le toque a otro.

¿Y tú, eres más de dividir la cuenta a partes iguales, o te gusta jugar?

Si probáis esta ruleta, no seáis malos y pidáis marisco, que nos conocemos...

¡Un abrazo de Jordi Cruz!