Lista de la compra, fechas de cumpleaños, citas médicas, reuniones de trabajo etc; imagina todas estas tareas anotadas en un único calendario online para que la familia al completo esté al tanto de los quehaceres cotidianos y, sobre todo, tome parte en ellos.

Se trata de una aplicación que sirve también para paliar los despistes de los más olvidadizos o menos responsables en general, de tal forma que cada miembro de la familia tiene, al menos, una tarea asignada para que la contribución doméstica sea equitativa.

En palabras de la creadora de dicha aplicación, la implicación de todos los miembros de la familia en los quehaceres cotidianos es posible “gracias a esta agenda compartida que reparte y organiza tareas entre todos los miembros de la familia. En casa ‘no se ayuda’, sino que se comparten las tareas. Uno hace la compra y el otro recoge a los niños, y estos a su vez se ocupan de sacar al perro, de hacer la cama y de recoger su habitación. Es decir, todos los miembros de la unidad familiar se corresponsabilizan en su organización”.


familia


De este modo, cada miembro de la familia tiene a su disposición a través del móvil la tarea que le toca y cuándo tiene que llevarla a cabo. Se acabaron las excusas de “no vine a casa y no vi el cuadrante de tareas”, o “se cambió la reunión y no me enteré porque pasé todo el día fuera”.
Cada miembro de la familia recibirá una notificación si hay cualquier variación en la agenda doméstica, conque la reorganización será mucho más sencilla.

Además, la aplicación “incorpora entre sus funciones la elaboración común de la lista de la compra y el menú semanal. Incluye además una lista de asuntos pendientes y una agenda telefónica al estilo del antiguo listín que había antes en las casas, con direcciones y teléfonos de interés. Por supuesto, algunos contenidos pueden estar reservados al organizador, para lo que se puede servir del sistema de permisos que permite restringir dichos contenidos a ciertos miembros”.

Esta herramienta está concebida “para familias que luchan por llegar a todo, y, entre sus miembros, mujeres que trabajan fuera del hogar y que, al terminar la jornada, tienen que dedicarse también a la casa: a limpiar, a recoger, a hacer la cena, dejar la comida preparada para el día siguiente, bañar a los niños y un sinfín de tareas más”, con el fin de que la repartición sea real y el volumen de trabajo domésticoequitativo.
Su creadora, una empresaria y madre, aboga por la conciliación efectiva, que pasa por esta gestión diaria de recursos y por la toma de conciencia por parte de todos los miembros de la unidad familiar.

A mí me parece estupendo, esperemos que surta efecto y el cuidado de la casa pase a ser realmente tarea de todos.

¡Un abrazo de Jordi Cruz, familia!