Una compañía japonesa ha resuelto premiar a sus trabajadores no fumadores con seis días adicionales al periodo vacacional base para compensar los descansos de los que sí fuman.

Se trata de una consultora con sede en Tokio, que decidió implementar esta medida tras una sugerencia por parte de un trabajador no fumador.
Dicha consultora se encuentra además en la planta 29 de un rascacielos, lo cual trae consigo que la pausa para fumar se demore hasta rebasar el cuarto de hora.
El CEO de la empresa ha dicho al respecto de esta medida que “espera alentar a los empleados a dejar de fumar a través de incentivos en lugar de sanciones o coerción”.


tabaco

Hasta la fecha, cuatro han sido los trabajadores de la consultora en abandonar esta práctica y disfrutar de más días de vacaciones, así como un mayor nivel de salud y ahorro. Eso sí, los empleados tendrán que continuar sin fumar hasta que finalice el año para ser merecedores de esta recompensa.

A día de hoy, Japón es de los países más permisivos con el tabaco, aceptado en restaurantes y bares, aunque prohibido en la calle.
Además, siendo la sede de los Juegos Olímpicos de 2020, el gobierno se está planteando prohibir este hábito en todos los establecimientos públicos, como ya ocurriera en muchos países.

¿Y tú, qué opinas de esta recompensa?

Un abrazo de Jordi Cruz y feliz fin de semana.