Seguramente que como padre conoces muy bien ese poder reparador que tienen las siestas de los fines de semana en tus hijos. Pero atento a esto que estás a punto de descubrir porque dormir bien la siestas a diario les puede ayudar mucho más de lo que crees.

Al parecer un cuerpo de investigación ha vinculado el sueño con un mejor aprendizaje y la consolidación de la memoria tanto en niños como en adultos. Sin embargo, un nuevo estudio realizado en la Universidad de Arizona, en Estados Unidos, muestra que las siestas pueden no ser universalmente beneficiosas. Los investigadores descubrieron que, las siestas pueden ayudar a los niños pequeños a aprender más y mejor.

Los investigadores estudiaron las etapas del sueño durante la siesta y registraron los cambios biofisiológicos que se producen durante el sueño. Además también midieron la calidad general del sueño a través de un monitor de actividad de muñeca y registros de sueño mantenidos por los padres de los niños. Finalmente el estudio ha determinado que:

Las personas muestran una retención más pobre si obtienen solo un poco de REM que si consiguen un ciclo REM completo. Se debe hacer más trabajo, pero el sueño REM es definitivamente algo que debe considerarse.

Así que no dejes que tus hijos duerman la siesta solo los fines de semana, e implementa este hábito tan sano, que por cierto se sigue manteniendo en muchos coles.

Y es que si cada mediodía haces que tu pequeño duerma la siesta estarás ofreciéndole la oportunidad de que se sienta bien, con energías para jugar, aprender y actuar como el niño que es: curioso, despierto, inquieto.

Es aconsejable que los menores reposen, al menos, una hora y media cada mediodía, tanto en casa como en las guarderías, y también de vacaciones, por supuesto.

Desde CADENA 100 te recomendamos que sigas los siguientes pasos para que la siesta sea productiva. Ojo a esto:

  • Haz que duerma el tiempo preciso.
  • El niño debe echarse la siesta siempre en su cama. 
  • Su habitación debe estar en penumbra, no a oscuras.
  • Ponle música clásica de fondo o léele un cuento.
  • No le pongas pijama, bastará con que le vistas con ropa cómoda.
  • Despiértale con cariño y suavidad.

 Y ahora a dormir la siesta que todavía es temprano, eso sí, no te pases de hora, que ya nos conocemos.

Un kilo de besos de parte de CADENA 100.