Todos nos emocionamos al escuchar alguna canción en concreto... De repente suena esa melodía y te recorre un escalofrío por el cuerpo, se te eriza el vello, se te pone un nudo en la garganta y hasta te arranca alguna lágrima... Es emoción. Aunque no todos sentimos igual.

Un estudio realizado por un ex estudiante de Harvard llamado Matthew Sachs analizó el cerebro de 20 personas mientras escuchaban música.

Los que se emocionaban tenían estructuras cerebrales más desarrolladas que el resto. En un futuro, Sachs planea ampliar la investigación para poder utilizar la causa neurológica de este fenómeno en tratamientos psicológicos, a modo de musicoterapia.

 Te dejo con un tema que me pone la piel de gallina. La banda sonora de La La Land con Emma Stone y Ryan Gosling.  ¿ Y tú? ¿te emocionas con la música? Un beso de Ruth Medina.