El hospital Rey Juan Carlos de Madrid ha decidido abrir sus puertas a los perros de los pacientes más jóvenes, permitiéndoles reencontrarse con ellos de cinco a seis cada martes; eso sí, con las condiciones necesarias de salubridad y seguridad.

La iniciativa forma parte del Plan de Humanización de Asistencia Sanitaria de la Comunidad de Madrid, que tiene como objetivo que el trato médico se personalice en la medida de lo posible para que los niños no noten tanto el contraste con su ambiente habitual.


perro

Esta acción se suma a otras concesiones del hospital, como que los niños reciban comida de su casa, puedan tener durante la estancia sus propios juguetes y pijamas lo cual, aunque parezca tan solo un pequeño detalle, facilita un poco el periodo de ingreso.

¡Bravo por una atención sanitaria tan especial!

Un saludo de Jordi Cruz, familia.