Lo mejor frente a las enfermedades es la visibilización. Y eso es lo que ha hecho Kay Black. Esta joven crea muñecas personalizadas para personas que sufren vitíligo ( una enfermedad de la piel de carácter autoinmune, en la que los melanocitos (las células responsables de la pigmentación de la piel) son destruidos por el sistema inmunológico, dejando así de producir melanina y, por tanto, dando lugar a zonas de la piel con pérdida de pigmento) y con esto consigue que se vea como algo normal. Hace un tiempo el mundo de la moda dio a conocer a Winnie Harlow, una modelo que sufre esta afección, y tuvo un gran éxito en las pasarelas.
Ahora le llega el turno a las muñecas. Kay las modifica inspirándose en personas reales. “Me encanta lo que hago y me enorgullezco de cada diseño personalizado” cuenta en su página web.
Un gran acierto para que no solo los niños, sino también los adultos que la sufren se sienta incluidos en la sociedad.
Soy Grethel González, ¡¡que disfrutes lo que queda del domingo!!

 

 

Una publicación compartida de kays customz (@kaycustoms) el

 

 

Una publicación compartida de kays customz (@kaycustoms) el