Está en boca de todos: repentinamente, hemos cambiado de gobierno. La semana pasada, los nuevos protagonistas de los ministerios de nuestro país fueron anunciados a cuentagotas y nos tuvieron muy pendientes de los medios de comunicación.

En cuanto al criterio de selección, hay opiniones para todos los gustos, como en el caso de Máxim Huerta. Otros miembros del nuevo ejecutivo parecen gozar del favor popular en general, como en el caso el actual titular del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades Pedro Duque.

Pues bien, como no todo iban a ser formalidades y protocolos, y la gente aprovecha cualquier ocasión para hacer gala de humor, aquí están algunos ministros alternativos que nos han entretenido durante los últimos días:

Hay quien se ha dirigido directamente a nuestro actual presidente para demandar un Ministerio de magia bajo la batuta - o, mejor dicho, varita- de Harry Potter, propuesta que ha contado con un apoyo generalizado en forma de Retweets.
Un usuario pedía que el Ministerio de cultura recayera en la figura de Paquita Salas, la célebre representante de artistas en la ficción que siguen con devoción cientos de personas.


bolso

Por su parte, la famosa tuitera La vecina rubia reclamaba un Ministerio del “brillibrilli”, un término que se ha colado hace un tiempo en las redes, y que hace referencia a toda esa ropa brillante con la que la gente decide ataviarse -con más o menos acierto- para un evento festivo.
Además, hay consenso en otorgar al mítico presentador de televisión Jordi Hurtado la titularidad del Ministerio del Tiempo, porque la audiencia no advierte más cambio en este hombre con el paso de los años que el de sus gafas.

A mí me nombraron por Twitter hace unos días ministro de manualidades pero, como no se ha vuelto viral ni nada, por lo pronto sigo tardeando contigo y con la música que nos pone en pie.

¡Abrazo de Jordi Cruz, y feliz semana!