Para muchas personas, entre las que me incluyo, su mascota es un miembro más de la familia. Incluso cuando se trata de un león como lo ocurre a esta pareja. Viven en Sant Jaume de Llierca en Girona y desde hace un año conviven con un león. Tenía tres meses cuando lo rescataron de un circo.
Ahora tiene un año y siete meses, está completamente domesticado a juzgar por las imágenes que hemos podido ver. Se muestra manso con las otras mascotas de la casa y por supuesto con sus dueños con los que comparte cama y arrumacos. “Duerme toda la noche y ronca como un hombre” comenta orgullosa su dueña.
“Todos tus amigos tienen un perro, animales sencillos, yo les digo que tengo un león”. Eso sí, tener un animal así no es barato precisamente. Mada y Eloy, los dueños, tienen que desembolsar una media de 500 euros al mes en comida para el felino, que come “carne de ternera, de pollo y de conejo”. Comida por cierto que es capaz de compartir con el perro que también vive en la casa.
Aunque te parezca extraño la ley permite tener un león en casa, aunque es verdad que esta pareja de momento lo ha solicitado y están en trámites de concesión.

El león se llama Simba, como mi perro jajaja. Soy Grethel González, que tengas un ¡¡sábado increíble!!