George Clooney y su mujer Amal han decidido prestar ayuda a un refugiado israelí perteneciente a la minoría yazidí, perseguida por el Dáesh, al que van a costear sus estudios universitarios en Chicago y han ofrecido su casa de Kentucky.

La defensa de los refugiados es una causa en la que Amal Clooney está volcada, y por la que lucha activamente desde su labor como abogada, incluso ha hablado frente a la ONU en pos de sus derechos.


Clooney

Los Clooney cuentan además con su propia fundación, la Clooney Foundation for Justice, creada el año pasado, desde la que canalizan el apoyo a diversas causas sociales.

Un matrimonio digno de admiración, así que desde CADENA 100 les brindamos todo nuestro apoyo.

Un abrazo de Jordi Cruz, familia.