Saludos y ¡Feliz año! desde CADENA100. Soy Ana Méndez y, como cada enero, vengo cargada de buenos propósitos para este 2018 que acabamos de estrenar. La única diferencia, en esta ocasión, es que he decidido ponérmelo más fácil y pensar más en mí. ¿Te apuntas?

Lo primero es sencillo, ser un poco más egoísta pero de manera altruista y sana. Hacer las cosas que nos gusta hacer y que además reporten beneficios para otras personas. Este tipo de egoísmo es bueno y ayuda a que nuestra autoestima mejore con el tiempo.

Algo que debes proponerte, y que te va a sentar genial, es pasar más tiempo con tus seres queridos. Muchas veces olvidamos dedicarle más momentos a las personas que amamos. Basta una llamada, una invitación o algo tan simple como sentarse a charlar. ¡Haz un esfuerzo!.

Dí más veces "te quiero". Decir y expresar lo que sentimos es un ejercicio de lo más liberador, un acto que será bueno tanto para ellos como para tí.

También apetece escaparse del trabajo de vez en cuando y disfrutar de un día libre. Eso sí, dedícate la jornada para hacer aquello que más te gusta. Ya sabemos que no es fácil pedir un día libre y dedicarlo a disfrutar.Lo más normal es sentirse culpable, pero lo necesitamos.

Preocúpate menos por la casa, la plancha, etc... Utilizamos el fin de semana para poner la casa al día y... adiós fin de semana. Regálate más tiempo libre para salir a respirar aire puro, desconectar y pasear.

Come más hidratos y grasas. Las más saludables son las insaturadas (monoinsaturadas, como las del aceite o los frutos secos) y las poliinsaturadas (como las del pescado azul o las semillas). Eso sí, las grasas trans ni probarlas.

Haz ejercicio y gana peso muscular. A veces, ganar peso no significa que engordes. Todo lo contrario. Siempre que llevemos una dieta saludable y hagamos ejercicio físico transformaremos la grasa en músculo, y este crecerá. Estar en forma es fundamental para todo.

Haz más vida social y duerme un poquito menos algún día...no pasa nada por salir una noche, (imagina las posibilidades).

Chiste Forges dejar fumar tras campanadas.

Ahorra para tu viaje soñado: por poco que sea, intenta guardar algo cada mes, verás como lo consigues.

Aprende un nuevo idioma. Cada vez es más fácil y ya sabes todos los beneficios que te va a aportar...¡nunca es tarde!.

Desconectate de las redes sociales. La vida es eso que pasa por delante nuestro mientras estamos pegados al móvil. Tus momentos de desconexión te servirán para mucho en cuanto comiences a aprovecharlos.

También puedes realizar algo de ayuda comunitaria o voluntariado, participando en proyectos nobles y altruistas. Servir a los demás reconforta, llena y te hará sentir mejor contigo y los que te rodean.comunitaria

Canta, canta y canta. En el baño, en la ducha, en la cocina, en el salón, en el atasco... en todas partes. Está demostrado que cantar aporta muchos beneficios. Reduce el estrés, segrega endorfinas (las hormonas de la felicidad), es bueno para el corazón, cuida de nuestra memoria, nos pone de buen humor y nos limpia el alma.

Por último, sé menos complaciente... elimina de tu vida todo lo tóxico, lo que no te llene, no te convenza, no vaya contigo y tu manera de ver la vida. Cualquier persona que te cause malestar, sentimiento de inferioridad, que te manipule, te cause apatía, negatividad, te intimide o te humille, incluso públicamente. Debemos desintoxicarnos, distanciarnos y aprender a canalizar las emociones que nos genera la persona tóxica.

¿A que no es dificil? Tal vez sea cuestión de proponerse lo adecuado... La fuerza de voluntad cuesta y es la clave para alcanzar los propósitos así que, pon empeño y, si la dedicación te acompaña, seguro que cumplirás tus metas. Mucha suerte y a por todas...