La fotografía de boda se reinventa cada día. Actualmente, hay profesionales que ofrecen hasta un álbum de “preboda”. Para ello, los fotógrafos se dan cita con los novios, vestidos de modo informal, y recorren sus lugares especiales para recoger parte de su historia. El día de la boda, algunos novios deciden contratar a los fotógrafos desde primera hora de la mañana para que capten toda la preparación: vestido, maquillaje, complementos... ese momento especial en el que los padres les ceden algún objeto preciado para que luzcan en el día más feliz de sus vidas etc.
Además, el pack completo incluye álbumes de preboda y boda, así como el vídeo desde el desayuno, prácticamente, pasando por la entrada a la ceremonia, y concluyendo con las horas de baile.

Pues bien, MyWed Award es un certamen creado por una comunidad de fotógrafos de bodas en Riazán (Rusia) que, con el tiempo, ha logrado crecer hasta convocar a profesionales del sector a nivel mundial.
Dicho concurso tiene como sello distintivo la originalidad y calidad de las fotos, aquellas que realmente consiguen plasmar esos momentos tan especiales que merecen quedar para la posteridad.

A esta edición se sumó, además de las fotografías ganadoras, elegidas por un jurado de especialistas internacionales en el sector, un premio especial al "Fotógrafo del año", que debía recoger una serie de 30 instantáneas tomadas durante la misma boda.
Este premio fue a parar a Norteamérica, a manos de Ken Pak, quien ganó por ello una cámara Nikon D5.

Voy a compartir mis favoritas:


playa

Espero que esta fuese tomada después de la boda. Son muchos los novios que deciden fotografiarse en la playa; paseando, tumbados en la arena o como en esta, disfrutando de la inmensidad del mar.


gato

Esta, minimalista, es la instantánea que se ha llevado el gato al agua en la categoría de “Detalles”. Cuenta con un personaje muy especial, que contempla el vestido de su dueña, cuyo color crea un juego cromático muy artístico con la pared rallada. Esperemos que el gatito tenga cabida en el nuevo hogar de los recién casados.


señora

No nos engañemos: las bodas, aunque emocionantes, pueden agotar. Muchas horas en pie, demasiadas sensaciones entremezcladas, y claro... por momentos, uno necesita un respiro. Que se lo digan a esta tierna anciana, cuyo descansito le ha valido a un fotógrafo el premio en la categoría de “Invitados”.


iglesia

Sobran las palabras con una imagen tan espectacular. Como no podía ser de otra forma, esta es la fotografía ganadora en la categoría “Ceremonia”. Todos podemos imaginarnos mirando, curiosos, por esta abertura de piedra, para contemplar uno de los momentos más mágicos de la boda: la entrada de los novios.


chicas

Por último, una imagen no tan solemne, pero no por ello menos bella. Y es que, si algo caracteriza las tendencias actuales de fotografía, es la naturalidad, y aquí se hace patente, junto con la alegría de mujeres de todas las generaciones; y, en primer plano, la protagonista, victoriosa. Y es que una boda es mucho más que vino y rosas y, después de meses de estrés y mil preparativos, merece relajarse y gritar: ¡“Lo conseguimos”!


Un abrazo de Jordi Cruz familia, y ¡y vivan los novios!