Ahora que han llegado las fiestas, que algunas noches salimos maquilladas más atrevidas, con colores chillones o con purpurina te voy a contar algo sobre ella que quizá no sabías. Que el brilli-brilli nos encanta es un hecho. Lo llevamos en la ropa, en la funda del móvil, en la ropa… y ahora también en maquillajes, tanto hombres como mujeres.
La purpurina es un microplástico y aunque no nos demos cuenta acaba en el medio ambiente y también en nuestro organismo cuando nos hacemos maquillajes como el que te comentaba antes.
Por el tamaño que tiene es complicado recogerla después de usarla en manualidades por ejemplo, y cuando tenemos que quitarla de nuestro cuerpo tenemos que hacerlo con agua caliente. Y ésta a su vez termina contaminando el mar y siendo alimento para los peces. Y el problema es que al ser de plástico no es degradable y el 85% acaba intoxicando no solo el agua sino también a los animales.
Pero hay una solución, existe la eco purpurina. Está hecha de celulosa en lugar de plástico y no tarda más de 90 días en descomponerse.
Así que si estas navidades quieres celebrarlas sin contaminar asegúrate que la purpurina que compras sea ecológica para no dañar el planeta ni por supuesto que sea nociva para nosotros mismos.
Soy Grethel González, ¡¡feliz domingo!!

 

Maquillajes con purpurina