Buenos días, desde CADENA 100 te saludo como cada jornada y te recuerdo que tengo para ti La mejor variedad musical. Soy Antonio Hueso y te acompaño hasta las 2, la 1 en Canarias.

Hoy vamos a hablar del paraguas. Ese utensilio que es nuestro nuevo mejor amigo (por lo menos esta semana) y que muchas veces se nos olvida en casa o en cualquier otro sitio del mundo por lo pesado que es llevarlo con nosotros. No sé si te pasa como a mí pero son bastante rollo llevarlos encima, son un poquito estorbo aunque tan necesario en estos días. Bueno, pues que sepas que el paraguas que utilizamos ahora poco tiene que ver con su origen. Nos tenemos que remontar 2.400 años atras en China. Este objeto se consideraba como un utensilio de lujo y sol opodían utilizarlo la gente más rica y poderosa que lo usaban tanto para los días de sol como los días de lluvia. El paraguas llegó al viejo continente a través de la ruta de la seda y no con mucho éxito, precisamente. Los europeos lo relacionaban con un objeto femenino que se usaba en los días de muchísimo sol y al principio fueron bastante reticentes con su uso. Puede que también su nombre "Umbrella" (sombrilla) contribuyera a ese rechazo por parte de la población masculina.

Fue gracias a un famoso empresario londinense llamado Jonas Hanway que cambió el concepto del paraguas dándole la utilidad que tiene ahora. Hasta ese momento, la gente se protegía de la lluvia con un sombrero o con un chubasquero. En la actualidad somos algo más originales y cuando nos hemos olvidado el paraguas en casa, nos sirve hasta una bolsa de la compra. Lo juro, lo he visto. Volviendo a Jonas Hanway, tenemos que destacar que sufrió un autentico calvario al convertirse en objeto de burla y mofas al utilizarlo por la calle. Eso sí, con paciencia y un poco de tiempo esa mala fama que tenía al principio se evaporó hasta convertirse en un objeto de uso común y cotidiano. ¡Pobre Jonas Hanway! menos mal que fue valiente en sus convicciones y consiguió que las burlas de sus vecinos le "resbalasen" un poco. De esa forma, a día de hoy,  hemos conseguido que todo el mundo pueda usar un paraguas sin las molestas burlas.

La historia del primer hombre que se atrevió a usar paraguas

Buen fin de semana (pasado por agua). ¡Hasta el lunes!