Una foto es la causante del revuelo que se ha montado estos días entorno a Jennifer Lawrence. La imagen está tomada en Londres, y la protagonizan la actriz junto a sus compañeros de reparto en la película Gorrión rojo. La polémica ha surgido a raíz del contraste entre el vestido que luce Lawrence, aparentemente contradictorio en relación a la temperatura actual de la capital inglesa, y las vestimentas abrigadas de sus colegas Francis Lawrence, Matthias Schoenaerts, Joel Edgerton y Jeremy Irons.



Jennifer Lawrence

Tras el aluvión de críticas recibidas a través de las redes sociales, tildando la imagen de machista, y alegando que “alimenta el sexismo que caracteriza la industria cinematográfica”, entre otros comentarios despectivos, la actriz ha decidido defenderse mediante su cuenta de Facebook y el perfil de su club de fans en Instagram con estas palabras:

“Guau. Realmente no sé por dónde empezar en relación a esta controversia de ‘Jennifer Lawrence con escote en un día frío’. No solo es completamente ridículo, sino que, además, estoy extremadamente ofendida. El vestido de Versace era fabuloso. ¿Creéis que voy a cubrir ese precioso vestido con un abrigo y una bufanda? Estuve fuera unos 5 minutos. Hubiera posado en la nieve con ese vestido porque amo la moda y esa fue mi elección.
Esto es sexista, esto es ridículo, esto no es feminismo. Exagerar la reacción sobre todo lo que alguien dice o hace, crear controversia sobre cosas tontas e inocuas como lo que elijo usar o no usar no nos está moviendo hacia adelante. Está creando distracciones tontas de problemas reales. Pilladlo de una vez. Todo lo que me veis usar es mi elección. Y si quiero tener frío, ¡TAMBIÉN ES MI ELECCIÓN!”

¿Y tú? ¿Qué opinas de todo esto?

Un abrazo de Jordi Cruz y que tengas un fin de semana genial.