Pocos como él, han sabido sacar tantos matices al blanco y al negro. Antonio Fraguas, "Forges", nació en Madrid el 17 de Enero de 1942. A los 14 años empezó a trabajar en Televisión Española, donde comenzó a dibujar y a colaborar en revistas españolas como "Hermano Lobo" "La Codorniz" o "El Jueves" así como en distintos periódicos de información general. Dicen que él, ya había nacido con un estilo propio y que poco tiempo le costó encontrar su camino, de hecho pocó tardo en crear su propio lenguaje en las viñetas. Palabras como: "bocata", "gensanta", "última lora" o "forgendro" son algunas de las muchas que pertenecen a los "forjablos".

FORGESAntonio Fraguas presentando "Coloréitor" en 2014. (EFE)

Forges siempre se rió a través de esos personajes calvos, de gran nariz y ojos saltones con los que describió unas veces ternura, otras rabia pero siempre con respeto y humor. Decía que siempre recordaba un consejo que le dió su padre cuando empezó a dibujar: "Si quieres que se reconozca un dibujo tuyo, la gente tiene que reconocerlo a más de 15 metros". Y poco a poco, con su humor crítico, incisivo e inteligente, lo consiguió regalándonos más de medio siglo de su vida ante el papel. 

A su primer título "El libro de Forges" en 1972, le seguirían una treintena más, entre ellos "Los forrenta años" y los cómics "Historia de Aquí" e "Historia Forgesporánea". Ningún tema esaba a salvo de su ironía y lápices: Política, crisis, paro, matrimonio, corrupción, fútbol, cultura... 

Viñeta Forges

La última viñeta de Forges en el diario donde las publicaba desde 1995, figura un hombre que, mientras camina, se acerca a una pierdra y reflexiona: "La piedra es el único objeto inanimado capaz de tropezar dos veces con el mismo nombre. Y junto al mensaje, en un bocadillo más pequeño escribe otra reflexión: "..Y si cuela, cuela".

En sus más de 80.000 viñetas siempre reinaba el humor y así lo recordaremos siempre, con una sonrisa. 100 besotes de Alba Vizcaíno. ¡Buen fin de semana!