Empieza un nuevo curso, y con la vuelta al cole toca planificar el calendario de nuestros hijos, sin olvidarnos de las actividades extraescolares. Ayúdales a elegir la que más les guste. Además de las clásicas: pintura, idiomas, teatro, música... están las actividades deportivas. Yo personalmente, soy partidaria de fomentar el deporte desde bien pequeñitos. Así lo hicieron mis padres conmigo y se lo agradezco enormemente. El deporte:

  • Les hace adoptar hábitos de vida saludables y disciplina.
  • Fortalece el carácter del niño desde pequeño.
  • Mejora la concentración, mejorando sus habilidades.
  • Educa en valores, especialmente el respeto a uno mismo y a los demás.
  • Fomenta la amistad, el compañerismo, la tolerancia y la constancia.

Hace años se elegían actividades típicas como Judo o Karate, pero vamos a centrarnos en el Taekwondo que precisamente hoy celebra su dia internacional... Existe la mala creencia de que es un deporte violento, pero lo cierto es que resulta un ejercicio muy positivo para los pequeños.

  • Hace que el niño afronte retos y se supere día a día. El combate mejora la concentración y la autoestima al ver cómo mejoran sus capacidades y sus habilidades.
  • Favorece su desarrollo físico, mejorando la flexibilidad, reflejos y motricidad.
  • Aplaca el carácter de los niños más nerviosos y da más confianza a los más introvertidos.
  • Tiene muchas metas por alcanzar (19 cinturones).
  • Es apto tanto para niños como para niñas.

El Taekwondo se recomienda a partir de los 4 años

taekwondo

Si un niño ve en casa cómo sus padres practican deporte, ellos desde pequeñitos también lo practicarán. ¿Por qué no practicar deporte en familia? Enseña a tus hijos a practicar hábitos saludables desde la infancia. Un beso de Ruth Medina.