El lago Dozmary Pool, en el condado de Cornualles, es famoso porque cuenta la leyenda que fue allí donde la Dama del Lago entregó Excalibur al Rey Arturo, y donde se escondió cuando este fue herido gravemente.

Pues bien, Matilda Jones, una niña inglesa de siete años, ha encontrado en dicho lago una espada enorme mientras se bañaba con su familia.

Los padres pensaban que Matilda les estaba tomando el pelo, pues le habían contado esa mañana historias del Rey Arturo y Excalibur, pero no, allí estaba: cubierta de óxido y con una longitud similar a la estatura de la niña, unos 120 centímetros.


excalibur

El hallazgo resulta extraño porque el lago Dozmary Pool se vació durante las sequías de 1859 y 1976, y Excalibur no fue hallada entonces.

El padre de la niña calcula que la particular Excalibur de su hija debe de tener cuarenta años como mucho, pero qué más da... A partir de ahora, Matilda recordará el día en que la Dama del lago le hizo un regalo y la convirtió en parte de la historia del Rey Arturo.

Un abrazo de Jordi Cruz, familia.