Saludos y muy buenas noches desde CADENA100.

¿Qué maravilla!. Ya ha nacido el primer bebé de Eva Gonzalez y Cayetano Rivera Ordoñez. La presentadora ha dado a luz este domingo en el Hospital Viamed Santa Ángela de la Cruz de Sevilla a eso de las 13:00, 13:30 horas. Con ella, en todo momento, su madre, su hermana y su chico, Cayetano. El bebé ha pesado 3 kilos y 50 gramos y madre e hijo están bien.

Este fin de semana, la presentadora ha celebrado un "baby-shower" en su casa con globos, dulces y tarta, cosa que hemos podido ver a través de las redes sociales (debajo tienes la preciosa tarta), y también tuvo tiempo de acudir al espectáculo «Totem» que ofrece El Circo del Sol. El ajetreo y el bebé que quería nacer, le hicieron ingresar el sábado por la noche en el citado centro médico para dar a luz esta mañana de domingo.

Tarta baby-shower de Eva Gonzalez.

Eva González viajó a Sevilla hace tres semanas y elegió este hospital para poder dar a luz en su tierra natal. Sin embargo, no esperaban que fuera tan inminente. Es más, Cayetano Rivera seguía con sus compromisos profesionales y ayer sábado tenía una corrida prevista en Las Rozas, Madrid, que tuvo que suspender.

Eva Gonzalez ha sido mamá..La verdad es que Eva ha llevado muy bien su embarazo y apenas nos hemos enterado. Incluso tardó en descubrir su barriguita, cosa que te contamos también aquí, en CADENA100 (http://www.cadena100.es/tendencias/eva-gonzalez-luce-su-embarazo). 

Eva ha seguido manteniéndose al frente del programa Master Chef casi hasta el final del embarazo y ha realizado su tabla de ejercicios gimnásticos para mantenerse en forma cada día para poder lucir tan radiante como siempre. Sin duda, ella y Cayetano son una de las parejas que más nos gustan. Hace nada fueron elegidos los más glamurosos, ¿te acuerdas? (http://www.cadena100.es/tendencias/eva-gonzalez-y-cayetano-rivera-la-pareja-mas-glamurosa ).

Desde aquí, solo desearles lo mejor y toda la felicidad del mundo. Solo nos falta saber el nombre del enano y verle la carita, eso sí familia, prometemos paciencia. Saludos de Ana Méndez.