Si la incorporación de ruedas en las maletas hace ya unos cuantos años fue todo un descubrimiento, la “maleta robot” va a marcar un antes y un después en los trayectos que realizamos con equipaje.

Dicha maleta es capaz de seguir los pasos de su dueño sin tener que ser arrastrada o empujada, y cuenta con un mecanismo bastante sencillo:
Se controla a través de una aplicación instalada en el teléfono, y es capaz de desplazarse a una velocidad de 11 kilómetros por hora; además, posee sensores para sortear obstáculos.

Dicha maleta, además, está disponible en tres tamaños y diversos colores; tiene un modo de movilidad horizontal y otro vertical, y admite un peso ligero en la parte superior. También cuenta con una batería que se conecta mediante un puerto USB a una toma de corriente estándar.
Por si fuera poco, esta maleta inteligente es capaz de calcular el peso total de la carga, luego nos permite evitar el exceso de peso permitido para volar en avión, por ejemplo.


maleta

En palabras de sus creadores, "como la maleta funciona como un robot en la práctica, usa inteligencia artificial y aprendizaje automático para optimizar sus movimientos. Las ruedas omnidireccionales permiten una estabilidad mayor y un rango de movimientos, que no podrían lograrse de otro modo".

Sin embargo, se desconoce cómo reaccionará esta maleta robot en lugares atestados de gente, ni tampoco se puede calcular cómo responderá su mecanismo a los golpes y arañazos que suele sufrir el equipaje frecuentemente.
Esta maleta es originaria de Las Vegas pero, por ahora, solo se comercializa a través de la web de la empresa que la ha creado.

¿Qué te parece? Si resulta efectiva, va a ahorrar muchos dolores de espalda aunque, sumar un dispositivo más a todos los que acostumbramos a utilizar al mismo tiempo, puede ser complicado.
Yo creo que, si llega aquí, sí que le daría una oportunidad…

¿Y a ti? ¿Te parece práctica?
Un abrazo de Jordi Cruz, y feliz semana.