Hartos de ver y de conocer historias negativas, a nosotros nos encanta haceros llegar historias como esta, llena de amistad, solidaridad, sentimiento y amor. Es la historia de Mary Keulana-Riotutar, una chica de Hawái que tuvo que mudarse a Laredo, en Texas, por una beca deportiva. Sin embargo, su sueño de ser jugadora profesional de voleibol no terminó de cuajar y, desde entonces, ha estado trabajando en el restaurante Cheddars Scratch Kitchen para poder seguir adelante. Lo malo es que, con su sueldo, no ha sido capaz de poder visitar a su familia y amigos ni en las fechas más señaladas.

rest

Tras seis años sin ver a los suyos, recibió el mejor de los regalos

Sin embargo, el otro día, un día normal para ella, se convirtió en la mayor alegría. Sus compañeros de trabajo, incluso aquellos a los que no les correspondía estar en ese turno, fueron congregándose en la cocina para su sorpresa. Allí, uno por uno, fueron recordándole sus virtudes como trabajadora pero más importante, como compañera y amiga. 

gdfgdfg

Ya en lágrimas y, cuando pensaba que todo había sido un bonito homenaje, llegó el premio gordo

Sus compañeros le regalaron un viaje de ida y vuelta para que volviera a su casa y pudiera, por fin, reunirse con los suyos a casi 6.000 kilómetros de distancia

sdg

Marie compartió el vídeo y un emotivo mensaje en sus redes, vídeo que se hizo viral en cuestión de horas

El mensaje dice así (traducimos más abajo)

fbb

"Atención, vídeo muy emotivo (al menos para mí): normalmente, no publico este tipo de cosas, pero esta vez no puedo no hacerlo. No hay palabras para expresar mi gratitud. Así que empezaré diciendo que si todos me conocen, no soy de Laredo, soy de Hawaii y bueno, hace cinco o seis años que no estoy en casa. Echo de menos a mi madre, a mi familia, a la comida, el “aloha”, a TODO y mira que hablo sobre ello TODO EL TIEMPO. Así que la semana pasada, personas que apenas conozco desde hace más de un año, mis compañeros de trabajo y amigos decidieron darme la mayor bendición que he recibido ¡un vuelo a casa! Y mientras escribo esto no puedo encontrar las palabras para describir cómo me siento o cómo agradecer a todas y cada una de las personas que me ayudaron. Sé que a veces no soy fácil de carácter, pero quienes me conocen saben que pueden contar conmigo para lo que sea y que tienen mi apoyo, aunque sea solo para escuchar o hablar con un amigo. Gracias a mi familia "Cheddars" por enviarme a casa con mi hermosa mamá“

Aquí os dejamos el vídeo del que hablamos

Comparte si te ha gustado y comenta en nuestro FacebookTwitter