Nos cuesta mucho separarnos de nuestra mascota; a veces, se mete en la cama y nos da penilla echarla pero, ¿influye esto negativamente en nuestro descanso?

Un reciente estudio ha demostrado que, efectivamente, dormir con nuestras mascotas trae consigo que descansemos menos. Según dicho estudio, las personas que duermen con su animal de compañía consiguen un 80% de eficacia en el sueño.

Esto se explica, entre otros factores, por sus ronquidos. Un 21% de los dueños de perros encuestados y un 7% de los que tienen gatos como mascota sufrieron desvelos por esta causa.


CUERPO

Teniendo en cuenta que, a veces, las preocupaciones, la temperatura o el propio colchón evitan que conciliemos el sueño totalmente, un margen del 20 % no me parece suficiente razón para echar a mi perro Tokio de la cama.

¿Y tú, eres de los que no puedes separarte de tu mascota? Este finde, al menos, tienes tiempo de sobra para disfrutar con ella.

Un abrazo de Jordi Cruz.