Si hace un tiempo te explicaba el misterio del agujero en las camisetas, hoy quiero hablarte de calcetines.

A mí también me ha pasado: de vez en cuando, mi lavadora se merienda algún calcetín que otro, pero no pasa nada… para alegría de los más desastres, los calcetines desemparejados son tendencia.

Como lo lees. Antes, si llevabas un calcetín de cada color, era fruto del despiste, o de que eran los últimos que te quedaban en el cajón.

Pues bien, ya son muchos los que lucen pares diferentes y cuelgan sus fotos con ellos en Instagram¡Es la moda!


calcetines

Además, ya que te atreves, que se note… apuesta por colores que contrasten mucho, y así también podrás rescatar y buscarle una nueva pareja a ese calcetín que quedó viudo hace mucho, pero que te daba miedo tirar porque te encanta.

Ya sabes: para este invierno, ¡abrígate y atrévete a desemparejar tus calcetines!

Beso de Ruth Medina y feliz puente.